UA-47860825-1 Los libros de Dánae: enero 2018 ranktrackr.net

Translate

domingo, 14 de enero de 2018

Todas mis fotos hablan de ti.- Cristina Maruri

Reseña Todas mis fotos hablan de ti.- Cristina Maruri

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2017
ISBN: 9788417001063
Formato: Papel

Sinopsis:

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DE INSTAGRAM. Si te gustó Contra el viento del norte y Tienes un email, aquí te presentamos una historia queempieza con unas fotos colgadas en Instagram. Lo demás, tiene que ver con la belleza de las cosas y con nuestra capacidad de cliquear likes. ¿Te gusta escribir y viajar?Entonces como a Laura.¿Te gusta leer y fotografiar?Entonces como a William.¿Estás enamorado?Entonces como Julles.Vivimos entre dos mundos, el real y el virtual. ¿Cuál es el mejor?Quizá lo encuentres al otro lado de tu móvil. (Sinopsis extraída de: Megustaleer).

La autora:

Cristina Maruri nació en Bilbao y se crio en lugares como Galicia, Portugal y México. Inquieta de los pies a la cabeza, es amiga de las artes y de la creatividad. Lo dicen sus huellas en música, pintura y literatura. También se llena con humanismo y solidaridad, empecinada en vaciar de utopía la frase «por un mundo mejor». Licenciada en Derecho por la Universidad de Deusto, cuenta, además, con varios posgrados, y muchos viajes. Uno de ellos hacia las Redes Sociales. Hacia Instagram. Dice lo que piensa y escribe lo que dice. Trabaja como asesora jurídica para un grupo industrial. (Biografía extraída de: Sandra Bruna). 

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la reseña de una novela que terminé hace un par de semanas y que en líneas generales me ha parecido que nos cuenta una historia bonita pero que en su ejecución ha tenido algunos puntos que no han llegado a encajarme del todo. Hoy os hablo de Todas mis fotos hablan de ti de Cristina Maruri, cuyo ejemplar y reseña me facilitó Sandra Bruna, que, de la mano de William y Laura, sus protagonistas, nos hará viajar por distintos lugares del mundo sin movernos de nuestro sofá.

la Mamounia
Todas mis fotos hablan de ti nos presenta a William, un afamado fotógrafo, y a Laura una abogada apasionada de Instagram. Ambos mantienen una fluida relación a través de esta red social y son conscientes de que sus sentimientos van más allá de los likes que se intercambian, aunque sus vidas reales no les han permitido conocerse físicamente. Sin embargo, la azarosa vida sentimental que hasta el momento ha llevado William le impide plantearse dar un paso más allá con Laura, quien no está dispuesta a esperar eternamente al fotógrafo. Sobre todo tras la aparición de Julles, un compañero de trabajo que no duda en demostrarle sus sentimientos y plantearle un futuro en común.

Estepona

Cristina Maruri nos invita a viajar con esta novela que se desarrolla tanto en un mundo real como virtual. Todas mis fotos hablan de ti nos presenta una relación que se desarrolla en la vida real de Laura y otra que se le plantea en su vida virtual, y los lectores somos testigos de cómo ella llega a tener un verdadero dilema, pues se ve incapaz de decidir entre los dos hombres que se le han presentado en su vida a pesar de que uno es real y al otro ni siquiera le pone cara. Aunque esta situación se plantea aquí en un contexto romántico, se percibe la importancia que el mundo virtual ha llegado a tener en nuestro mundo real, de cómo ha llegado a invadir nuestra realidad, llegando a controlar en algunos casos nuestra vida real; es como una vida paralela a la que en muchas ocasiones damos excesiva importancia, viviendo obsesionados por los likes que recibimos o por mostrar a los demás que nuestra vida es tremendamente feliz, sin pensar que esa felicidad ha de ser importante para nosotros, no para los demás, hemos de disfrutarla nosotros, y mientras nos preocupamos en mostrarla a los de fuera somos nosotros los que nos la estamos perdiendo.

Bilbao
Escrita bajo un estilo directo, en Todas mis fotos hablan de ti Cristina Maruri utiliza la figura de un narrador externo omnisciente que se expresa en tercera persona aunque en ocasiones se introduce de manera subjetiva dentro de la narración, llegando a aparecer y tomando un protagonismo que en mi opinión, el narrador no debe llegar a tener a no ser que se maneje muy bien esa fina línea en la que este narrador omnisciente y subjetivo se mueve y que tan bien manejaban los autores del s XIX. Además, algo que he echado de menos en esta novela es eso de “mostrar, no contar”, pues Cristina Maruri va directa a lo que quiere decir, no nos lo muestra, lo que le resta visibilidad a las escenas, en las que los diálogos son menos numerosos que las descripciones, lo que hace que el lector tenga una sensación de ir saltando más de un sitio a otro que de ir deslizándose. Aunque lo bueno de Todas mis fotos hablan de ti es la sensación de viaje que te regala la historia, desde el momento que abres la primera página hasta que llegas al final no paras de ir de un rincón a otro del mundo. Manteniendo un hilo temporal lineal, encontramos algunos flashbacks que nos van proporcionando información importante que nos ayuda a entender la vida actual de los protagonistas.

Ciudad del Cabo

En cuanto a los personajes, aunque están bien perfilados, esa sensación de contar y no mostrar que he comentado antes también condiciona algo la forma en la que el lector se acerca al personaje, o por lo menos a mí me ocurre. Siempre tengo la sensación de que conozco mejor a un personaje si se muestra como se empeña en hacer algo que si me dice directamente que es un cabezota empedernido, prefiero ir haciéndome el mapa mental del protagonista a que el autor me lo de hecho. Sin embargo, he de decir que le trío protagonista de Todas mis fotos hablan de ti me han gustado, sobre todo William, a pesar de su egoísmo, que poco a poco irá perdiendo al darse cuenta de que se está quedando solo, y que sí, será un fotógrafo maravilloso que tiene muchísimos seguidores pero al final del día no tiene al nadie con quien compartir ese éxito profesional que está dejando de llenarle. Laura es quien, posiblemente, menos evolución presenta a lo largo de la novela, y me hubiera gustado que se hubiera terminado quitando el traje de mujer perfecta que solo en contadas ocasiones pierde el control y nunca del todo, pues al igual que Julles, que también se muestra como alguien perfecto, empezó a gustarme más cuando mostró sus debilidades. Es algo personal, pero cuanto más imperfectos se muestran los personajes, más consiguen conquistarme.



Todas mis fotos hablan de ti es una novela romántica con la que viajar a destinos de ensueño y con la que Cristina Maruri nos muestra como esa segunda vida, virtual, que ahora todos tenemos, llega a ser tan importante como la vida real. 



martes, 9 de enero de 2018

Laberinto Tennen.- David Luna Lorenzo

Reseña Laberinto Tennen.- David Luna Lorenzo

Año de edición: 2017
ISBN: 978-84-946772-8-1
Formato: Ebook

Sinopsis:

En un futuro donde la Nueva Inquisición ha sumido al mundo en una especie de neomedievo al prohibir el uso de la tecnología, Bastián, un joven con capacidades extrasensoriales, asediado por sueños desconcertantes y tal vez premonitorios, recibe la visita de dos tennen —poderosos paladines del bien y la justicia— que lo invitarán a acompañarlos y pasar de una precaria supervivencia como ladrón a una vida cargada de acontecimientos inimaginables. Bajo las enseñanzas del comandante Lux.Zu, en la fortaleza de Albemuz, aprenderá las diversas técnicas tennen sin saber que forma parte de un complejo y misterioso plan que pretende desbaratar una confabulación para acabar con todo lo que suponga una amenaza al atenazado sistema establecido. La aventura sumergirá a Bastián en un viaje directo a la esencia misma del Mal, a la esencia misma del Bien y a la esencia misma de sí mismo en un laberinto onírico tal vez sin salida. (Sinopsis extraída de: Ediciones el Transbordador).

El autor:

Mi nombre es David Luna, nací en Toledo y soy escritor de ciencia ficción, fantasía, terror y rarezas varias.

Empecé a escribir con regularidad en 2013 y desde entonces he tenido el inmenso placer de recibir numerosos reconocimientos a lo largo y ancho del país (en Madrid, Barcelona, Manzanares El Real, Toledo, Écija, Linares, Bilbao, Zafra, Cáceres, Valencia…).

Mi primera novela, El Ojo de Dios (Apache Libros, 2016), resultó finalista del XXVII Certamen Alberto Magno de Ciencia Ficción de la Universidad del País Vasco, posteriormente resultó ganadora del Premio Imperdible 2017 a mejor libro fantástico en castellano y fue nominada al Premio Ignotus 2017 a mejor novela corta del año.

Mi segunda novela (y primera extensa), Laberinto Tennen (Ediciones El Transbordador, 2016), en la que mezclo el género fantástico con el de la ciencia ficción, fue finalista del Premio Ignotus 2017 a mejor novela del año y actualmente está nominada al Premio Guillermo de Baskerville 2017 a mejor novela independiente del año.

Mi tercera y de momento última novela, Éxodo (o cómo salvar a la reina) (Apache Libros, 2017), obtuvo el Premio UPC de Ciencia Ficción 2016 que otorga la Universidad Politécnica de Cataluña.

Mi relato La fiebre obtuvo el Premio Domingo Santos durante la EuroCon 2016 y se ha publicado en el número 19 de la prestigiosa revista Delirio, ganadora del Premio Ignotus 2016 a mejor revista del año.

El relato Desertores resultó ganador del certamen SER Ciencia Ficción: 75 años de La guerra de los mundos y se publicará próximamente en la antología de Apache Libros Tributo a Stephen King, de la que formarán parte algunos de los mejores escritores en lengua española.

El relato La deformidad de un dios deforme fue finalista del I Concurso CIFICOM de Relatos de Ciencia Ficción y formó parte de la antología El abismo mecánico y otros relatos sobre la inteligencia artificial (Cápside, 2015), obra finalista del Premio Ignotus 2016 a mejor antología del año.

El relato Bajo un mismo cielo apareció en el número 11 de la revista TerBi, al resultar finalista del VI Premio TerBi de relato temático fantástico que adjudica la Asociación Vasca de Ciencia-Ficción, Fantasía y Terror.

El relato largo Inframundo (Entre Libros, 2015) se hizo con el Premio Entre Libros de Linares.

El relato El prisionero fue publicado en la antología Sucesos extraños (Apache Libros, 2016), obra nominada al Premio Ignotus 2017 a mejor antología del año. Además, este relato ha sido adaptado al cómic por Edu Quiza y aparece en la obra Mal Fario (Apache Libros, 2016).


Durante la Eurocon 2017 de Dortmund fui galardonado con el «Chrysalis Award» a autor revelación por parte de la ESFS (Sociedad Europea de Ciencia Ficción). (Biografia extraída de: David Luna Lorenzo- Sitio Web).

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la reseña de la última novela que he leído para el Premio Guillermo de Baskerville de la web Libros Prohibidos. Se trata de Laberinto Tennen de David Luna Lorenzo, una historia que nos traslada a un futuro indeterminado y nada prometedor de nuestro mundo, donde una nueva Inquisición ha tomado el mando, decidiendo dónde está el bien y dónde está el mal. He de reconocer que con este libro me ha costado mucho conectar, pero lo cierto es que en este caso el problema reside en mí, pues lo cierto es que no siento demasiada afinidad por el género de la ciencia ficción, me cuesta conectar con este tipo de historias y disfrutarlas.

Laberinto Tennen nos presenta a Bastián, un joven de quince años que malvive en las calles de un mundo destruido y convertido en un neomedievo donde la tecnología está prohibida, y donde hay que andar con mucho cuidado con lo que se hace si no se quiere caer en manos de la Nueva Inquisición y sufrir enormes torturas. Bastián no logra entender unos sueños que le acosan y que siente intentan comunicarle algo que va más allá de unas simples imágenes creadas por su mente. Y todo comenzará a cobrar sentido cuando se crucen en su camino los tennen, guardianes del bien y la justicia, que le ayudarán a entender sus capacidades extrasensoriales. Bajo la tutela de Lux. Zu, Bastián comenzará un camino de aprendizaje que le llevará a emprender una búsqueda donde el bien y el mal se descubrirán, finalmente, sin máscaras.



Como he comentado al principio de la reseña, me cuesta mucho conectar con las historias de ciencia ficción, así que no sé si podré ser del todo objetiva con la reseña de Laberinto Tennen, aunque lo voy a intentar con todas mis fuerzas, ya que creo que la novela de David Luna Lorenzo lo merece. Es cierto que si os hablo de impresiones subjetivas, no puedo decir que la haya disfrutado ya que no es un género que me guste, pero de forma objetiva he de reconocer que es una historia bien construida, donde el autor da forma a un universo creado de la nada,  y que resulta muy creíble para el lector. Además, consigue crear escenas realmente fuertes que han conseguido crearme cierto malestar, y eso que no es fácil impresionarme, y en algunos momentos me he removido inquieta en el sillón con algunos escenarios en los que Laberinto Tennen me sumergían. David Luna Lorenzo nos lleva hasta un momento futuro indeterminado y nada favorable, pues vemos como pese a que el ser humano ha sido capaz de obtener unas grandes capacidades, el mundo a involucionado, llegando a estar inmerso en una especie de neomedievo donde una Nueva Inquisición ha prohibido totalmente el uso de la tecnología, ya que tiempo atrás esta fue la causa de un enfrentamiento global.

Escrita bajo un estilo directo, en Laberinto Tennen David Luna Lorenzo utiliza la figura de un narrador externo omnisciente encargado de, transmitirnos a los lectores toda la información, tanto objetiva como subjetiva, que afecta a los personajes que aparecen en la novela. Siguiendo un hilo temporal lineal, vamos conociendo la historia de Bastián desde que malvive en las calles delinquiendo hasta que es reclutado por los tennen, conocedores de las capacidades extrasensoriales del joven. Las escenas de Laberinto Tennen están cargadas de visibilidad, y en algunos momentos son realmente crudas, poniendo un nudo en el estómago a quien está al otro lado de la página, pues el autor recrea de forma vívida unas descripciones capaces de trasladarte a cada uno de los escenarios donde transcurre la acción, aunque quizá en algunos momentos sean los diálogos los que he encontrado un poco más faltos de desarrollo, algo más planos; me ha dado la sensación de que David Luna Lorenzo estaba más cómodo en su papel de narrador, desarrollando el mundo que nos quería mostrar que desarrollando los diálogos, en los que los personajes son los que deben tomar las riendas. He de decir que el final de la novela me sorprendió para bien, no me esperaba el giro que el autor nos guarda al final y fue una grata sorpresa.



En cuanto a los personajes, Laberinto Tennen nos presenta a un claro protagonista en la figura de Bastián, un joven de quince años que no ha tenido una vida fácil. Malviviendo en las calles y robando para un malhechor que lo maltrata sin piedad, su futuro cambia cuando llegan hasta él los tennen, guardianes del bien y la justicia. Bastián se muestra al principio como lo que es, un chico de quince años al que todo le impresiona y que está ansioso por aprender, pero poco a poco va madurando. Lo cierto es que en esta novela no se observa un gran desarrollo de los personajes, se muestran algo planos a lo largo de toda la trama, y si bien al principio el que más evolución muestra es Bastián, al final también se queda algo estancado. Aunque se pueda pensar que lo importante en este libro es el desarrollo de todo el mundo que rodea a los personajes, de todo el universo en el que se desarrolla la trama, para mí también es fundamental que los personajes vayan evolucionando a lo largo de la historia, que vayamos observando cómo las cosas que ocurren les afectan y dejan huella en sus personalidades y quizá eso me ha faltado en esta ocasión.


Laberinto Tennen es una de esas novelas que son totalmente personales. Una novela de ciencia ficción con toques distópicos que nos traslada a una realidad que puede llegar a ser incómoda, pero como todo, a veces lo incómodo es necesario conocerlo. 



domingo, 7 de enero de 2018

Pequeños fuegos por todas partes.- Celeste Ng

Reseña Pequeños fuegos por todas partes.- Celeste Ng

Editorial: Alba Editorial
Año de edición: 2017
ISBN: 97884-90653500 
Formato: Papel

Sinopsis:

PREMIO GOODREADS CHOICE AWARDS 2017
En Shaker Heights, una tranquila y próspera zona residencial de Cleveland, todo está planeado, desde el trazado de las carreteras hasta los colores de las casas, incluso el triunfal futuro de sus vecinos. Nadie encarna mejor este espíritu que Elena Richardson, cuya vida se rige por un principio fundamental: jugar siempre dentro de las reglas sociales. La historia comienza cuando Mia Warren, artista enigmática y madre soltera, llega a esta idílica burbuja con Pearl, su hija adolescente. Mia lleva consigo un pasado misterioso y un desprecio por las reglas que acabarán amenazando esta comunidad tan cuidadosamente ordenada.

Pequeños fuegos por todas partes, segunda novela de Celeste Ng tras la celebrada Todo lo que no te conté, explora el peso de los secretos largamente guardados y la fuerza del instinto maternal. También el peligro de los que creen que llevar una vida convencional y planificada, donde se respeta el cumplimiento de las reglas, puede evitar el desastre o la angustia de intentar huir del pasado.

«Una espectacular segunda obra. Una historia épica, compleja, perfecta para lectores entusiastas y destinada a recibir muchos premios.» Library Journal


«La impresionante segunda novela de Ng es un examen a varios niveles de cómo se forjan y mantienen las identidades, cómo se forman las familias y se prueban las amistades. Y de cómo el concepto de maternidad es mucho más fluido de lo que la sangre sugiere... Un tour de force.» Booklist (Sinopsis extraída de: Alba Editorial).

La autora:

Celeste Ng creció en Pittsburgh, Pennsylvania, y en Shaker Heights, Ohio, en una familia de científicos. Fue alumna de la Universidad de Harvard y obtuvo una beca de la Universidad de Michigan donde ganó el Premio Hopwood. Ha publicado su ficción y sus ensayos en One Story, TriQuarterly, Bellevue Literary Review, la Kenyon Review Online, entre otras publicaciones, y ganó en su día el Premio Pushcart. Recientemente ha sido ganadora del Massachusetts Book Award, el Asian/Pacific American Award for Literature, el ALA’s Alex Award, y del Medici Book Club Prize, y fue finalista de otros muchos premios incluido el Ohioana Award, el John Creasey (New Blood) Dagger Award, y el VCU Cabell First Novelist Award. La autora fue seleccionada en 2014 por el New Yorker como una de las mujeres escritoras más importantes del año. Acaba de ser nominada como Finalista del Premio IMPAC 2016. Vive en Cambridge, Massachusetts. “Todo lo que no te conté” es su primera novela que ya ha triunfado a nivel global. (Biografía extraída de: Alba Editorial).

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la reseña de una novela que me ha gustado muchísimo. Se trata de Pequeños fuegos por todas partes de Celeste Ng, una novela con la que nos trasladamos a una idílica comunidad americana donde todo es aparentemente perfecto y en la que, con la llegada de una nueva vecina, comenzarán a aflorar a la superficie aquellas cosas que sus vecinos se empeñan en mantener ocultas. Agradezco a Alba Editorial el envío de un ejemplar para su lectura y reseña.

Pequeños fuegos por todas partes nos traslada a Shaker Heights, una pequeña y tranquila zona residencial de Cleveland donde todo transcurre según un orden establecido, nada se deja al azar. Y nadie mejor que Elena Richardson para encarnar el espíritu de su comunidad. Casada y madre de cuatro hijos, representa el ideal que se busca en Shaker Heights, cuya vida se rige por un principio fundamental: vivir siempre según las reglas establecidas. Sin embargo, la llegada de Mia Warren y su hija Pearl hará que la vida de Elena comience a tambalearse. Mia, artista y madre soltera, vive según sus propias reglas y arrastra un pasado misterioso que terminará, incluso, por amenazar el orden establecido en toda la comunidad.



En cuanto comencé la lectura de Pequeños fuegos por todas partes supe que me encontraba ante una de esas novelas que me iban a gustar, y mucho. Y no me equivoqué. Esta segunda novela de Celeste Ng, y primera que yo leo de la autora (aunque seguro que repetiré)  me ha parecido realmente buena, uno de esos libros que te sumergen en esas tramas complejas que se te van revelando poco a poco, haciendo que vayas descubriendo unos personajes complejos, que arrastran dramas o están tremendamente marcados por los convencionalismos, sin atreverse a romper con las cadenas que los atan y les impiden ser realmente felices. Pequeños fuegos por todas partes nos presenta a dos mujeres completamente antagonistas, Mia y Elena, que deciden enfrentarse a la vida de formas diametralmente opuestas, aunque en ningún caso podamos decir que una de las dos es la correcta, pues ambas hacen cosas bien y ambas se equivocan. Mientras que Elena representa la mujer ideal de Shaker Heights, siempre correcta, con una vida planificada y actuando siempre dentro del orden establecido, Mia se nos presenta como una mujer que ha recorrido más de medio país junto a su hija Pearl, sin quedarse demasiado en un mismo sitio y sin mirar atrás cuando decide que ha llegado el momento de marcharse. Celeste Ng nos muestra cómo las decisiones que tomamos pueden marcar el camino que llevaremos el resto de nuestras vidas, cómo el tomar un camino y no otro puede hacer que nuestro futuro sea completamente diferente.

Escrita bajo un estilo directo, en Pequeños fuegos por todas partes encontramos que Celeste Ng utiliza un narrador externo omnisciente, quien será el encargado de narrarnos toda la historia, de darnos a conocer los sentimientos, las emociones y la información objetiva que afecta a todos los personajes que van apareciendo a lo largo de la novela. Comenzando in extrema res, la trama vuelve atrás en el tiempo al momento en el que Mia Warren y Pearl llegan a Shaker Heights, para desde ahí volver a mantener un hilo temporal lineal, aunque con frecuentes flashbacks que nos van a proporcionar información que afecta a los personajes de la novela y que es relevante para entender su situación en el presente. Con unas descripciones que nos permiten trasladarnos a esa comunidad donde todo se tiene bajo control, percibir que nada se deja al azar y que sus vecinos viven bajo unas reglas que, aunque no todas estén escritas, todos ellos las acatan sin rechistar. Y además, encontramos unos diálogos bien llevados, donde los personajes van mostrando su evolución. Estas descripciones y estos diálogos construyen unas escenas cargadas de visibilidad, potentes y que consiguen que el lector viva, junto a los personajes, todo lo que va aconteciendo en la novela.



En cuanto a los personajes, Pequeños fuegos por todas partes nos presenta a dos personajes protagonistas, Mia y Elena, pero en realidad, Celesta Ng ha construido una novela donde no se puede entender la historia sin la presencia de otros personajes principales como Pearl o Izzy, la hija pequeña de Elena. Ambas adolescentes, que no mantienen una estrecha relación entre ellas, a lo largo de la novela, se van dando cuenta de que, de alguna manera, envidian lo que tiene la otra. Pearl ha vivido siempre con la sensación de no pertenecer a ningún sitio, de que la vida nómada de su madre comienza a pesarle demasiado; sin embargo, para Izzy, la llegada de Mia supone conocer a alguien que por fin la entiende, que comprende ese caos que parece reinar en su mente y que sobre todo Elena, su madre, condena una y otra vez. Como he comentado antes, Mia y Elena son antagónicas, pues mientras la primera no duda en enfrentarse a todo y a todos con tal de perseguir sus sueños, la segunda se mantiene dentro de lo que se espera de ella, a pesar de que en realidad se siente frustrada. Mia lucha por lo que quiere, aunque dañe a los demás, Elena se daña a sí misma con tal de hacer lo que los demás esperan de ella.




Pequeños fuegos por todas partes es una de esas novelas que consiguen transmitir cada una de las emociones que la autora pretende. Celeste Ng nos traslada a Shaker Heights, una comunidad donde la apariencia de perfección se termina desmontando como un castillo de naipes, donde la realidad se ve a través de la lente de una cámara. 



martes, 2 de enero de 2018

Augurio.- David Aceituno

Reseña Augurio.- David Aceituno

Editorial: Ediciones Paralelo
Año de edición: 2016
ISBN: 
Formato: Ebook

Sinopsis:


Atrapada en un matrimonio que se descompone y en la relación cada vez más tensa con su hija adolescente, Ingrid debe enfrentarse ahora a un dolor inesperado: la muerte de J. Como contrapunto al estado de ánimo en que la sume una noticia que no puede desvelar a nadie, la luz en la isla del Mediterráneo donde veranea y la cita ineludible en la playa junto a Silvia, su hija.

A medida que el último día de agosto avanza, la sensación de irrealidad nubla los pensamientos de Ingrid. ¿En qué momento se ha convertido Silvia en una extraña? ¿Qué es lo que no sabe de su hija? En cuanto a su matrimonio, ¿cuándo y por qué empezó a romperse? Ingrid rastrea las respuestas en su relación con J, desde que lo conoció en una asociación de voluntarios donde él daba clases de psicología hasta el momento en que sus caminos se separaron. De fondo, el ruido de una muerte que no sabe cómo descifrar.

A partir de esas premisas argumentales, Augurio enfoca el conflicto de dos mentes condenadas a no entenderse –la de una madre incapaz de protegerse de sí misma y la de una hija arruinada por su propia inteligencia– para ir revelando poco a poco una incómoda foto de familia, y en especial algo que ni Ingrid ni Silvia pueden ver: las grietas de la doble vida en las paredes de su casa. (Sinopsis extraída de: Ediciones Paralelo).

El autor:


David Aceituno (Badalona, 1977) es licenciado en Filosofía por la Universidad Central de Barcelona, ciudad donde vive con su mujer y su hijo. Ha firmado los poemarios Sylvia & Ted (2010) y Hogar (2015) en la editorial Olifante y media docena de álbumes ilustrados, aparecidos bajo el sello Lumen.

Confiesa no haberse sentido cómodo escribiendo Augurio. Piensa que una de las posibles explicaciones es que se trata de una novela y que, por ello, está expuesto al juicio y la probabilidad de no acertar, de incurrir en el cliché, de ser un coñazo o de no sintonizar con el criterio del lector. La novela, considera, es más elevada que otros géneros donde puedes esconderte y reaparecer a la página siguiente. (Biografía extraída de: Libros Prohibidos).

Mi reseña:


Inaugura el año en el blog la cuarta reseña que os traigo del Premio Guillermo de Baskerville, que como ya sabéis organiza la web literaria Libros Prohibidos. En esta ocasión os hablo de Augurio de David Aceituno, una novela que nos habla de la distancia que se crea entre una madre y una hija cuando la comunicación entre ellas se ha roto y lo difícil que es volver a tender puentes. He de reconocer que tuve mejor comienzo con este libro que final, pues si bien al principio me dio la sensación de que podía conectar con sus personajes y llegar a conectar con ellos, a medida que fui avanzando en la historia me pasó lo contrario, sobre todo con Ingrid, la madre, un personaje que en mi opinión termina yendo algo a la deriva.

Augurio nos presenta a Ingrid y Silvia, madre e hija que se encuentran en un momento complicado de su relación. Con poca comunicación, la primera está pasando por un difícil momento personal ya que se siente atrapada en un matrimonio roto y además piensa que su vida no tiene un propósito determinado. Además, la reciente muerte de J, que ha marcado un punto de inflexión en su existencia, hará que Ingrid se plantee toda su vida actual. Por su parte, Silvia, en plena adolescencia, siente que su madre está desperdiciando su vida y que, pese a que querría admirarla, su falta de constancia le impide verla como un referente. Ambas, frente a frente, se sienten incapaces de vencer las barreras que las separan y decirse aquello que de verdad sienten, reconociendo que son más las cosas que las unen que las que las separan.



Como os he comentado al principio de la reseña, al empezar la lectura de Augurio pensé que iba a ser una de esas novelas cuya historia me iba a emocionar de verdad, uno de esos libros que ponen los sentimientos sobre la mesa y que plasman lo que los personajes llevan dentro sin remedio. Sin embargo, esa sensación se fue diluyendo a lo largo de las páginas por la deriva que va tomando el personaje de Ingrid, algo que sin embargo no me ocurrió con el personaje de Silvia. Mientras que Silvia me mantuvo interesada a lo largo de la novela, pues se muestra como lo que es, una adolescente, pero al mismo tiempo, mantiene una profundidad como personaje, con Ingrid me pasó lo contrario, se me fue desvelando como un personaje que pese a comenzar el libro siendo una mujer que sufre la indiferencia de su hija, poco a poco se va revelando como una persona envidiosa, incapaz de mantener la constancia en nada de lo que hace e incluso con dificultad para sentir empatía con aquellos que la rodean, y que en algunos momentos muestra un egoísmo tremendo. Por eso, en ciertos momentos he llegado a entender a Silvia, esa sensación de no entender a su madre, de no saber cómo volver a conectar con ella.

Escrita bajo un estilo directo, en Augurio David Aceituno utiliza la figura de un narrador externo omnisciente que se expresa en tercera persona y que es el encargado de dar al lector toda la información que afecta a los personajes, tanto objetiva como subjetiva; este narrador objetivo nos proporciona una visión más objetiva de todo lo que ocurre pero al mismo tiempo también nos lleva a tomar más distancia de la historia. Augurio se desarrolla en un hilo temporal lineal, con pocos saltos temporales a lo largo de la trama, aunque hacia el final de la novela sí hay un flashback que nos lleva hacia un momento anterior al punto de inicio de la novela. Con unas descripciones correctas y que nos permiten situarnos en las escenas donde se desarrolla la acción, estas se acompañan de unos diálogos a través de los cuales vamos conociendo a los personajes, descubriendo a una Ingrid errática que no sabe hacia dónde va y que ni siquiera es capaz de mantener una ocupación durante un tiempo. La trama de Augurio me ha llevado como una montaña rusa, con subidas y bajadas en cuanto al interés se refiere, pues si bien cuando el personaje de Silvia tomaba mayor relevancia me encontraba más interesada aunque a veces no comprendiera ciertas cosas; para irme al lado opuesto cuando era Ingrid quien se ponía al frente de la historia, y eso que al principio de la historia me llamó muchísimo la atención, pero a medida que avancé en la lectura me fue dando la atención de que no me contaba nada, de que iba dando tumbos sin profundizar realmente en ningún aspecto.



Augurio es en realidad una novela de personajes, no es una novela que nos cuente una historia al uso. En realidad lo que importa en este libro de David Aceituno son sus protagonistas, lo que sienten y cómo gestionan sus emociones y sus sentimientos. Quizás por eso he podido llegar a entender más a Silvia y sus locuras adolescentes que a Ingrid, que siendo la adulta, no toma las riendas de su vida. A pesar de no compartir muchas cosas con Silvia, sé que los años de la adolescencia no son fáciles pues ni tú mismo te entiendes y muchas veces solo sabes que te has de rebelar contra todo y contra todos porque sientes que todo es tu enemigo. Sin embargo, Ingrid es una mujer adulta, que no tiene porqué saber cómo actuar en cada momento, por supuesto, porque nadie lo sabemos, pero de ahí a sentir que todos los que la rodean son odiosos y culpables de sus desdichas y no ser capaz de analizar donde están sus propios errores va un abismo. Me ha faltado madurez en Ingrid, y también sentir que podía ponerse en el lugar del otro, no tener la sensación de que lo ve todo a través de un cristal, sin implicarse.




Augurio me ha resultado una novela llena de contradicciones, pues David Aceituno ha conseguido que siendo ya adulta, consiga ver otra vez el mundo a través de los ojos de una adolescente y entender que los adultos, en ocasiones, no poseemos la verdad absoluta. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...