UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Tres minutos de color.- Pere Cervantes ranktrackr.net

Translate

sábado, 2 de septiembre de 2017

Tres minutos de color.- Pere Cervantes

Reseña Tres minutos de color.- Pere Cervantes

Editorial: Alrevés Editorial
Año de edición: 2017
ISBN: 978-84-16328-90-1
Formato: Papel

Sinopsis:

Tres minutos de color la estéril lucha contra el tiempo y la muerte cobra un significado muy distinto.  
Coque Brox, el protagonista de la historia, es un inspector de policía de mediana edad, separado, parco en palabras, amante de todo aquello que conserve su esencia y acromatópsico, o lo que es lo mismo, percibe la vida en blanco y negro. Herido de por vida tras sufrir una pérdida irreparable, solo le alienta la lucha por recuperar el cariño de su hija adolescente. En una Barcelona en caída libre, cuyos locales de diseño no logran acallar la apremiante nostalgia de sus habitantes, investigará la violenta desaparición de Palma, amigo y compañero de profesión. Durante el tiempo que duren las pesquisas se las verá y deseará para mantener engañado a un suspicaz comisario que no lo quiere en la investigación, sufrirá los persistentes intentos de suicidio de su exmujer, y conocerá muy de cerca qué es una ECM (experiencia cercana a la muerte). Lejos de las clásicas novelas de procedimiento policial, el inspector Coque Brox se verá obligado a visitar un terreno verdaderamente desconocido para él y para el resto de los mortales. Lo que un descreído como él nunca imaginaría es que hay lugares sobrenaturales que albergan la verdad, aunque el camino que conduce a ellos todavía siga siendo un misterio. Y como dijo Jorge Luís Borges: «Lo sobrenatural, si ocurre dos veces, deja de ser aterrador».
Tres minutos de color explora una cuestión para todos inevitable: ¿qué hay después de la muerte? No es una novela escrita solo para que te guste, sí lo es para que te estremezca, te haga dudar y reflexiones.  
La densidad psicológica de los distintos personajes que la integran servirán de contrapunto a una trama policial hasta la fecha inédita. (Sinopsis extraída de: Alrevés Editorial).

El autor:

Pere Cervantes nación en Barcelona en 1971.

Diagnosticado por quien bien le conoce como un tipo nostálgico, tozudo por vocación y soñador, lleva casi veinticinco años pateando las calles de este país con una placa en el bolsillo, una pistola en la cintura y una mirada en modo grabación que le sirve, de primera mano, para crear sus novelas. Es lo que se conoce en el argot policial como un miembro de «la pringue». Afirma que se licenció en la carrera errónea, que en esa época no existía la licenciatura de narrador de historias, y que su experiencia de tres años en los Balcanes como observador de paz de la ONU le enseñó que la hostilidad, al margen de etnias y religiones, suele atemperarse con la lectura. Es autor de “Trescientos sesenta y seis lunes”, “La soledad de las ballenas”, “Tranki pap@s” y “Rompeolas”. (Biografía extraída de: http://www.bibliotecanegra.com/autores/cervantes-pere-15089).

Mi reseña:

Hoy vuelvo de vacaciones y he elegido para la vuelta hacer la reseña de una de las novelas que he leído durante este período de descanso y que me ha parecido realmente genial, que me ha mantenido pegada a sus páginas desde el principio hasta el final y cuya trama me ha parecido muy original. Hoy os hablo de Tres minutos de color de Pere Cervantes, una de las mejores novelas que leído este año y que nos acerca a las ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte) de una forma original, al mismo tiempo que nos sumerge en una trama oscura donde lo peor del ser humano sale a la luz.

Tres minutos de color nos presenta a Coque Brox, un inspector de policía acromatópsico que, pese a las advertencias de sus superiores, no ceja en su empeño de investigar la desaparición de Palma, su compañero y amigo, al tiempo que lucha por recuperar el cariño de su hija adolescente y sanar sus heridas tras sufrir una pérdida irreparable. A lo largo de su investigación, Coque se sumergirá en un mundo desconocido, donde se desatan los peores instintos del ser humano, y conocerá de cerca qué es una ECM (experiencia cercana a la muerte), lo que le hará replantearse toda su realidad.



En Tres minutos de color, Pere Cervantes hace una apuesta arriesgada, pero la gana de largo. Nos presenta una novela con una trama original, que nada tiene que ver con otros libros de género negro o policíaco que haya leído antes, y en la que poco a poco todas las piezas van encajando hasta crear una historial magistral con la que no solo disfrutas de una lectura intensa sino ante la que te descubres reflexionado sobre temas como las ECM, que en ningún momento Pere Cervantes plantea desde un punto de vista sobrenatural; por eso inevitablemente te sorprendes reflexionando sobre ciertos aspectos de la vida, que irremediablemente va unida a la muerte, porque todos nosotros, dejando de lado si hay creencias religiosas o no, nos hemos preguntado alguna vez que hay al otro lado, si es que hay algo, porque necesitamos pensar que no todo se puede acabar aquí, de esta manera, y cuando algunas personas nos cuentan experiencias similares al haber estado en situaciones de consciencia parecidas, es imposible que no nos preguntemos si no será esa la respuesta a nuestras dudas.

Escrita bajo un estilo directo, Pere Cervantes utiliza en Tres minutos de color la figura de un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona y que es quien transmite a los lectores toda la información, tanto objetiva como subjetiva, que afecta a los personajes que aparecen en la novela. Dividida en tres partes, los giros argumentales y las sorpresas nos van a mantener en una tensión constante, sin saber por dónde va salir el autor, cual va a ser el desarrollo real de la trama, lo que consigue mantener vivo el interés del lector desde el principio hasta el final de la novela. Pere Cervantes realiza unas descripciones certeras a lo largo de todo el libro, que nos permiten a los lectores situarnos en cada uno de los escenarios en los que transcurre la acción, y que acompañadas de unos diálogos muy bien construidos y que ceden todo el protagonismo a los personajes, crean unas escenas vívidas con las que los lectores vamos a sentir cómo sienten los personajes, vamos a pasar por todas y cada una de sus emociones e incertidumbres, de sus miedos y de sus anhelos, sin poder evitar adentrarnos en un mundo desconocido. Tres minutos de color mantiene, en línea general, una estructura temporal lineal, aunque contiene flashbacks que revelan información importante para el lector, sobre todo a partir de la segunda parte del libro, donde estos saltos temporales comienzan a ser más frecuentes, pero lo cierto es Pere Cervantes se reserva tantas sorpresas y tan bien entrelazadas que es imposible resistirse.



En cuanto a los personajes, en Tres minutos de color Pere Cervantes nos presenta a un inspector de policía, Coque Brox, que arrastra una herida emocional de la que no consigue recuperarse y una relación familiar que no consigue reconstruir, y una secuela física, la acromatopsia (ve todo en blanco y negro) que lucha por mantener en secreto en el trabajo para no perderlo. Con todo en contra, se resiste a dejar de investigar la desaparición de Palma, su compañero y amigo, quien lleva seis meses sin dar señales de vida. Comparte piso con Oliver, un forense que se mueve como pez en el agua en la sala de autopsias y en el mundo virtual, pero que tiene serias dificultades para vencer su timidez; solo es capaz de relacionarse con normalidad con Nadia, una cirujana que, tras una conversación con un paciente, se interesará por las ECM. Todos los personajes que vamos encontrando a lo largo de las páginas de Tres minutos de color están perfectamente dibujados y perfilados, llenos de recovecos, tanto para bien como para mal, pues a lo largo de las páginas de la novela vemos que el ser humano es capaz de lo mejor pero también de lo peor, de amar sin condiciones y de odiar hasta el extremo, de sacrificarse por el prójimo o de destruirlo sin contemplaciones.




La lectura de Tres minutos de color, que descubrí gracias a la recomendación del escritor Juanjo Braulio y su mujer Yolanda en un club de lectura al que acudí de una de sus novelas, me ha descubierto no solo una novela negra magnífica, sino también un tema sobre el que iba reflexionando al tiempo que avanzaba en su lectura, las ECM. Pere Cervantes nos brinda una novela original y redonda, uno de esos libros que no se deben dejar escapar.  


2 comentarios:

  1. ¡Hola carinyet!
    Se ve original, diferente, interesante, y me gusta leer cosas poco habituales, así que queda anotado, has despertado mi curiosidad.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy muy bueno, seguro que lo disfrutas ;)
      Besitos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...