UA-47860825-1 Los libros de Dánae: Sucios y malvados.- Juanjo Braulio ranktrackr.net

Translate

domingo, 5 de marzo de 2017

Sucios y malvados.- Juanjo Braulio

Reseña Sucios y malvados.- Juanjo Braulio

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2017
ISBN: 978-84-666-6071-6
Formato: Papel

Sinopsis:

Tras deslumbrar con su primera novela, El silencio del pantano, calificada de «obra maestra» por la crítica y cuya adaptación al cine ya está en marcha, Juanjo Braulio regresa a las librerías con este monumental thriller literario que combina una trama policiaca impecable con una gran reflexión sobre la justicia, el sexo, el poder y la violencia contra las mujeres.

Un grupo de prostitutas que acuden a rezar a la Virgen de las Rameras en un edificio abandonado; un músico que jamás ha logrado superar el secuestro que sufrió cuando era niño; un abogado sin escrúpulos; un notario con oscuros gustos sexuales; un contenedor de transporte marítimo con un siniestro contenido; un hombre que aparece ahorcado en un lugar exacto donde estuvo hace siglos la entrada al barrio de los burdeles...

Braulio presenta un juego diabólico formado por distintas tramas que la inspectora Roma Besalduch luchará por conectar, buceando en las profundidades y los secretos de una Valencia entre cuyas negras sombras se ocultan sus habitantes más sucios y malvados. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

Biografía:

Juanjo Braulio nació en Valencia en 1972. Está graduado en Enseñanzas Artísticas por la Sankt Eskils Skola de Eskilstuna (Suecia) y licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Politécnica de Valencia. Periodista y escritor, empezó su carrera en la delegación valenciana de Diario 16,  desde el que pasó a Las Provincias, donde fue redactor de Medio Ambiente, Municipal, Política y jefe de Opinión.

Posteriormente fue jefe de Informativos de Ràdio Nou y colaborador del Suplemento Semanal (Grupo Vocento), la agencia Colpisa y el diario Abc. Un compendio de sus columnas de opinión fue publicado en forma de libro con el título La escalera de Jacob (2004). También es autor de En Ítaca hace frío (2014), un libro de viajes sobre Suecia. 

Después de años contando verdades que parecían mentira, con El silencio del pantano, su primera novela, decidió que era tiempo de contar mentiras para decir verdades. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:

Esta semana os traigo al blog la reseña de Sucios y malvados, la segunda novela de Juanjo Braulio tras debutar con la espectacular El silencio del pantano (cuya reseña podéis leer aquí) también editada por Ediciones B, a quienes agradezco el envío, también en esta ocasión, de un ejemplar del libro para su lectura y reseña. En esta ocasión, Juanjo Braulio nos vuelve a sumergir en una trama oscura donde los bajos instintos serán castigados, donde los sucios y los malvados no tendrán lugar para esconderse y así poder escapar, no ya de la ley sino de la justicia.

El portal de la valldigna
Sucios y malvados transcurre en Valencia, una ciudad que tras su sol y su luz esconde oscuridad. Un grupo de prostitutas que acude a un edificio abandonado para rezarle a una imagen que, diferente para cada una de ellas, las acoge bajo su manto protector; un músico que, tras el secuestro sufrido cuando era niño, intenta sobrevivir con sus fantasmas; un abogado y un notario que se ven involucrados en turbios negocios por su ambición o por sus oscuros gustos sexuales; un contenedor de transporte marítimo que aparece enterrado y cuyo aterrador contenido sacará a la luz una compleja trama; y una serie de asesinatos que pondrán en jaque a todo el departamento de homicidios de la Policía Nacional. Y será la inspectora Roma Besalduch la encargada de encajar todas estas piezas, a priori sin relación alguna, para llegar a descubrir los secretos de los habitantes más sucios y malvados.



Con esta segunda novela, Juanjo Braulio confirma aquello que los que leímos su primer libro pensamos, y es que estábamos ante un gran autor de novela negra, capaz de crear tramas muy complejas pero al mismo tiempo creíbles, historias contadas desde una perspectiva original que logran captar la atención del lector desde la primera página, y manteniendo intacta esta atención a lo largo de toda la novela. Sucios y malvados, ambientada de nuevo en Valencia, mi ciudad, me ha permitido vivirla de una forma distinta, ver los escenarios en los que se desarrolla la acción con otros ojos; además, Juanjo Braulio vuelve a tratar temas de extrema dureza y que, por desgracia, están a la orden del día sin cortapisas, los muestra en toda su crudeza. La prostitución y los abusos sexuales mueven cantidades ingentes de dinero, y las altas esferas de la sociedad no son inmunes a estos delitos, algo que es “vox populi” pero que nadie se atreve a abordar de verdad. Mujeres y niñas desamparadas ante un engranaje perfectamente encajado y que no permite que nada ni nadie escape a su control, no dudando en recurrir a palizas, violaciones, chantajes o asesinatos para mantener vivo un negocio que mueve miles de millones de euros al año. Un negocio cuya base es la violencia contra las mujeres, que las cosifica y les arrebata toda la dignidad como seres humanos, que las arranca de sus hogares con falsas promesas de un futuro mejor y que no duda en amenazarlas a ellas y a sus familias.

Convento de la Trinidad
Escrita bajo un estilo directo, Juanjo Braulio utiliza varias figuras narrativas a lo largo de la novela, pues recurre a un narrador externo omnisciente que se expresa en tercera persona y que irá narrando a los lectores todo aquello que acontece en la novela relativo a las tramas que la inspectora Roma Besalduch ha de investigar. Sin embargo, el autor recurre a un narrador interno, protagonista, que se expresa en primera persona a través de la voz de Daniel, un músico que fue secuestrado en su niñez, y que en forma de diario, nos dará a conocer los abusos que sufrió durante los meses que duró su cautiverio así como el trauma que sufre desde entonces y que le lleva a sobrevivir como puede. Este diario de Daniel está separado de los capítulos, pues mientras estos mantienen un hilo temporal lineal aunque vayan saltando de la trama que protagonizan unos personajes a otra, el diario contiene un mayor número de analepsis o flashbacks a través de los cuales Daniel rememora su vida, su secuestro y las secuelas que le han quedado. Estas subtramas que os comento están relacionadas a través de la figura de Roma Besalduch, la inspectora de homicidios encargada de investigar los diferentes casos que se presentan en el departamento. Con unas grandes descripciones que permiten a los lectores situarse en cada uno de los escenarios que aparecen en la novela, y que Juanjo Braulio acompaña de unos diálogos creíbles y perfectamente construidos, creando unas escenas que mantienen al lector pegado a cada una de las páginas de la novela.



Antigua Casa Calabuig
Respecto a los personajes, Juanjo Braulio nos vuelve a brindar una serie de personajes llenos de matices, llenos de luces pero también de sombras. Nadie es de verdad lo que parece, pues la oscuridad que el ser humano tiene solo aparece cuando uno lo pretende. Sucios y malvados nos muestra la peor cara de las personas, ese lado negro lleno de maldad, emponzoñado y sucio; nos muestra a aquellos que no dudan en pisotear a sus semejantes para lograr sus metas y anhelos. Aunque Roma Besalduch sea quien une las diferentes tramas al investigar los asesinatos que suceden a lo largo de la novela, y haya sido un personaje del que me gustaría leer más, una mujer fuerte e independiente pero que al mismo tiempo muestra sus debilidades al lector, en ocasiones su situación la desborda y nunca intenta mostrarse como una superheroína que no es, Sucios y malvados nos brinda una historia coral en la que van apareciendo diferentes personajes que seducen al lector, aunque también le van a ocasionar dilemas morales, pues sus actos no siempre se corresponderán con lo que está socialmente aceptado. Las mujeres que componen el grupo de dones de cadira me han parecido, cada una a su manera, magníficos personajes, llenos de matices y recovecos que hacen que el lector se replantee muchas de sus propias convicciones. Y el personaje de Daniel me ha parecido enorme, original y capaz de traspasar su angustia al lector.



Sucios y malvados nos traslada a los bajos fondos de la sociedad, a esa parte oscura del ser humano que maltrata, humilla y abusa. Juanjo Braulio vuelve a brindarnos una novela monumental, que lleva al lector a replantearse sus propias convicciones.



9 comentarios:

  1. No me importaría nada leerlo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Estupenda reseña de un fantástico libro. Juanjo Braulio se muestra como un escritor enorme y confirma todo lo que ya apuntaba en "El slencio del pantano".
    En unos días colgaré mi reseña en el blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayamos coincido en impresiones. La verdad es que las dos novelas son buenísimas. Saludos!.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la reseña no tiene nada que ver con lo dices. Además, yo no juzgo los comportamientos de los autores, solo estoy juzgando una obra. Y hablando de libertad de expresión, también tú te estás metiendo con mi trabajo solo por no tenerle simpatía a un autor. Pues no lo leas o no compres su libro, pero respeta mi trabajo que no tiene nada que ver.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Tienes razón. El pasado no implica nada en una obra. Mis disculpas. Borrado el comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo entender tus argumentos, pero entiende que yo solo juzgo una obra, nunca al autor que la firma.

      Eliminar