UA-47860825-1 Los libros de Dánae: mayo 2016 ranktrackr.net

Translate

sábado, 28 de mayo de 2016

Daringham Hall 3. El Retorno.- Kathryn Taylor

Reseña Daringham Hall 3. El Retorno.- Kathryn Taylor

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-666-5849-2
Formato: Papel


Sinopsis:

Un regreso esperado, un gran amor y una última esperanza.

Ben Sterling hubiera querido que las cosas sucedieran de otro modo. Pues, desde que se hizo cargo de Daringham Hall, todo han sido dificultades. Nadie confía en sus planes para renovar la mansión, y él sigue luchando día tras día contra nuevos imprevistos y rumores malintencionados. Solo su amor por Kate le da la fuerza necesaria para seguir adelante. Pero cuando incluso ella lo acusa de mentirle, Ben debe enfrentarse a una decisión radical…


Así finaliza la trilogía Daringham Hall, la obra con que se presenta a los lectores en castellano la alemana Kathryn Taylor, autora de varios best sellers que entraron en la prestigiosa lista de más vendidos de Der Spiegel. (Sinopsis extraída de: Ediciones B)

La autora:

Kathryn Taylor comenzó a escribir siendo una niña y publicó su primer cuento a los once años. Ya entonces supo que algún día sería escritora. Pero no fue hasta su vida laboral y privada dio varios giros cuando pudo finalmente cumplir su sueño. Con su serie de novelas eróticas Colours of Love no solo logró ganarse el entusiasmo de miles de lectores en Alemania y en el extranjero, sino que alcanzó el segundo puesto de la prestigiosa lista de best sellers de Der Spiegel. Con Daringham Hall: La herencia inicia una nueva trilogía llena de secretos, dispuesta a consolidarse como una de las voces más versátiles de la ficción comercial alemana. (Biografía extraída de: Ediciones B). 

Mi reseña:


La reseña de hoy en el blog es para la novela que finaliza la trilogía, Daringham Hall: El Retorno, de Kathryn Taylor. Con este libro conocemos el final de la historia de amor entre Ben y Kate, así como si finalmente Ben conseguirá sacar adelante Daringham Hall, repleta de deudas económicas. Daringham Hall 3. El Retorno es, como las dos novelas anteriores que componen la trilogía (cuyas reseñas podéis leer aquí), una novela que se lee en un suspiro y que consigue que el lector pase momentos de lectura realmente entretenidos. Agradezco a Ediciones B el envío de un ejemplar para su lectura y reseña.

En Daringham Hall 3. El Retorno, Ben Stirling sigue luchando por sacar adelante Daringham Hall, repleta de deudas. Aunque cuenta con el apoyo de Kate y con el de algún miembro de la familia Camden, otros no dudan en poner continuamente en tela de juicio cada una de las decisiones del joven. Con todos sus planes de renovación de la mansión cuestionados, en lucha permanente contra contratiempos que retrasan la reapertura de los nuevos negocios y rumores malintencionados que se propagan por el pueblo como la pólvora, sólo su relación con Kate hace que Ben mantenga la ilusión por luchar por Daringham Hall. Sin embargo, cuando también esta relación comience a tambalearse, Ben se enfrentará a una de las decisiones más difíciles de su vida.


Como ya comenté en las reseñas de los dos libros anteriores, Daringham Hall es una trilogía que me ha sorprendido gratamente, pese a que en general no suelo ser una lectora habitual de novela romántica. Y si bien lo cierto es que estas novelas son románticas (no lo voy a negar), tienen algunos componentes que las hacen más amenas, consiguen no caer en el argumento simple que no sale de una historia romántica, pues tiene algunos toque de sentido del humor y otras subtramas que le dan más interés a la novela. Sigo recomendando que las novelas se lean en orden, pues la historia se continúa y no se sigue bien la lectura si no se mantiene el orden de publicación de los títulos. En el caso concreto de la tercera entrega, Kathryn Taylor va a cerrar todas las tramas que había ido abriendo a lo largo de los dos libros anteriores y lo cierto es que no deja ningún fleco suelto. Con Daringham Hall 3. El Retorno he vuelto a recuperar la conexión con la trilogía que perdí un poco con el segundo, con el que tuve la sensación de ser un “puente” pero que, realidad, contenía poca trama. Esta tercera novela nos vuelve a introducir dentro de los muros de Daringham Hall, volvemos a ser testigos de las rencillas entre los Camden, pues algunos de ellos aceptan a Ben, mientras que otros lo siguen viendo como un advenedizo que solo busca aprovecharse de la mansión familiar y del apellido; y volvemos a ser testigos de la historia de amor tan apasionada a la par que inestable que viven Ben y Kate, que mantienen en un sin vivir a los lectores.

Utilizando, igual que en las novelas anteriores, un estilo directo acompañado de una prosa sencilla y fluida, Kathryn Taylor utiliza, de nuevo en Daringham Hall 3. El Retorno la figura de un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona y que dará a conocer al lector toda la información referente a los personajes, tanto objetiva como subjetiva. Con unas descripciones que, como en los anteriores, nos trasladan a un bucólico pueblecito de la campiña inglesa donde todos conocen a todos y en el que parece que mantener algo en secreto es una tarea casi imposible, y unos diálogos ágiles, la autora consigue crear unas escenas en las que los lectores vivimos cada uno de los momentos y de las situaciones por las que van pasando los personajes. La novela se desarrolla en un hilo temporal lineal, comenzando con un prólogo que sitúa la trama seis meses antes. Aunque en este tercer libro, la historia de amor entre Ben y Kate vuelve a tener más peso que en el segundo, se presentan algunas subtramas que obtienen mucho protagonismo, algo que personalmente me ha alegrado, pues dan mayor peso a personajes que me caen especialmente bien y que en las anteriores novelas se habían quedado más en un segundo plano. En cuanto a la resolución de todos los conflictos que se han ido abriendo a lo largo de toda la trilogía, Kathryn Taylor cierra todas las tramas abiertas de forma correcta, sin forzar nada y con fluidez.



En cuanto a los personajes, Daringham Hall 3. El Retorno nos presenta al mismo elenco que ya conocimos en la segunda entrega de la trilogía. Como he comentado en el párrafo anterior, la relación entre Ben y Kate recupera parte del protagonismo que perdió en el libro anterior, aunque otros personajes obtienen más protagonismo del que tenían antes, como es el caso de Peter y Tilly, dos personajes que me caen particularmente bien y sobre los que me gustó especialmente poder leer más. En el caso de Kate, comenté en la reseña de Daringham Hall 2. La Decisión que perdía peso en la historia a favor del personaje del Ben, sin embargo, en esta tercera novela recupera su protagonismo y volvemos a encontrar a una Kate que, aunque se siente todavía insegura frente a sus sentimientos, conforme avanza la novela está más dispuesta a luchar por el amor que siente por Ben. En líneas generales, los personajes están bien dibujados y cumplen con su cometido dentro de la novela.




En este punto, y ya habiendo leído toda la trilogía, creo que es una de esas series que se leen enseguida y que dejan buen sabor de boca en el lector. Una lectura amable, para pasar ratos agradables con los que viajar a la campiña inglesa en estos días de verano que ya tenemos a la vuelta de la esquina. 



miércoles, 18 de mayo de 2016

Sarna con gusto (Refranes, canciones y rastros de sangre 1).- César Pérez Gellida

Reseña Sarna con gusto (Refranes, canciones y rastros de sangre 1).- César Pérez Gellida

Editorial: Suma Editorial
Año de edición: 2016
ISBN: 9788491290056
Formato: Papel

Sinopsis:

Lastrado por los efectos nocivos que le ha dejado la obsesiva persecución de Augusto Ledesma, el pelirrojo inspector de homicidios de Valladolid, Ramiro Sancho, vuelve al Cuerpo con la esperanza de retomar las riendas de su vida anterior. Nada más lejos de la realidad.

Una adolescente ha desaparecido en el marco de las ferias patronales de la ciudad. Se trata de la hija de un importante empresario y las primeras pesquisas apuntan a que podría tratarse de un secuestro.


César Pérez Gellida aborda su novela más negra desde una óptica global con el objeto de ofrecer al lector una visión 360º sobre un delito sumamente cruel como es la privación de libertad. Y lo ejecuta de una forma tan real que compartirá la angustiosa incertidumbre de la familia, tan estremecedora que saboreará el miedo desde la oscuridad de un lugar desconocido, tan veraz que se ajustará el pasamontañas para meterse en la piel del secuestrador y, como no, tan cercana que participará en el proceso de negociación e investigación en primera persona. (Sinopsis extraída de: megustaleer). 

El autor:

César Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es Licenciado en geografía e historia por la Universidad de Valladolid y máster en dirección comercial y marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid. Ha desarrollado su carrera profesional en distintos puestos de dirección comercial, marketing y comunicación en empresas vinculadas con el mundo de las telecomunicaciones y la industria audiovisual hasta que, en 2011, decidió trasladarse con su familia a Madrid para dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor.

César Pérez Gellida irrumpió con fuerza en el mundo editorial con Memento mori, que cosechó grandes éxitos tanto de ventas como de crítica y obtuvo el premio Racimo de literatura 2012. Constituía la primera parte de la trilogía «Versos, canciones y trocitos de carne», que continuó con Dies irae y se cerró con Consummatum est y por la cual le fue otorgada la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses 2014 como reconocimiento a su ardua labor de documentación. En noviembre de 2014 le otorgaron el Premio Piñón de Oro como vallisoletano ilustre, y en marzo de 2015 apareció su cuarta novela, Khimera. Actualmente sigue escribiendo y colabora como columnista en El Norte de Castilla. (Biografía extraída de: megustaleer). 

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la reseña de una novela que he disfrutado muchísimo de principio a fin, que se me ha hecho corta y que ha conseguido que el tiempo que estaba con el libro en las manos no es que pasara rápido, es que volaba. Hoy os cuento mis impresiones sobre lo último de César Pérez Gellida, Sarna con Gusto, la novela con la que el autor estrena su nueva serie Refranes, canciones y rastros de sangre, volviendo a ser el inspector Ramiro Sancho su protagonista. Agradezco a Megustaleer el envío de un ejemplar para su lectura y reseña.

En plenas fiestas de Valladolid se produce el secuestro de la hija de un concejal del Ayuntamiento de esta ciudad y la hija de un rico empresario; el caso es remitido a la unidad especializada del Cuerpo Nacional de Policía, donde se acaba de incorporar a su puesto el inspector Ramiro Sancho, tras los acontecimientos que tuvieron lugar durante el caso de Augusto Ledesma. Aunque Ramiro desea volver a su trabajo de forma tranquila, esto no será posible; las circunstancias familiares de Margarita, la joven secuestrada, harán que todos los efectivos tengan que trabajar a contrarreloj para intentar que el secuestro no salte a los medios de comunicación y poder devolver a la adolescente con vida a sus padres. Sin embargo, lo que parece un secuestro con un móvil económico se terminará descubriendo como algo mucho más oscuro.



César Pérez Gellida lo vuelve a hacer, vuelve a brindarnos a los lectores una novela que no puedes soltar, y aunque puede sonar a topicazo, a algo que se dice siempre para vender o publicitar libros, en este caso es completamente real. Sarna con gusto es una de esas novelas que es mejor coger si tienes tiempo para leer, porque si no es así, lo vas a pasar realmente mal, tu ansiedad por volver a sumergirte en sus páginas va a crecer por momentos. Yo me estrené con el autor hace un par de años (quizá un poco más), antes de empezar con el blog, porque me llamó la atención la sinopsis de Memento Mori (una de las primeras novelas que reseñé, por cierto): acierto pleno. Ahora, con Sarna con gusto, vuelve a acertar. En este libro, César Pérez Gellida nos enfrenta cara a cara con la peor cara del ser humano, sin tapujos, sin cortapisas; lleva al límite a sus personajes, los enfrenta a sus peores demonios y también a sus mayores temores. Vemos que nadie es blanco o negro, nadie se mueve plenamente en el bien o el mal Pero también somos testigos de que nadie escapa a su pasado y que todas nuestras acciones tienen consecuencias, sobre nosotros pero también sobre terceros.

Utilizando un estilo directo acompañado de una prosa actual pero al mismo tiempo muy cuidada, César Pérez Gellida utiliza en Sarna con Gusto utiliza la figura de un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona y que será el encargado de hacernos llegar a los lectores toda la información, tanto objetiva como subjetiva. Un narrador que va cambiando la perspectiva que nos muestra a los lectores, pues seremos testigos de una historia desde diferentes puntos de vista: secuestradores, víctima, investigadores, familiares… Con unas descripciones exhaustivas, pero que en ningún momento resultan pesadas, sino todo lo contrario, ya que permiten que nos situemos en cada uno de las escenarios de forma real y vívida, acompañadas de unos diálogos muy bien construidos y que mantienen muy buen ritmo, el autor crea unas escenas realmente buenas, de un realismo que asusta y que hace que el lector se descubra en muchas ocasiones conteniendo la respiración. Sarna con gusto nos lleva a través de unas tramas intensas, descritas de forma muy real y que van encajando a la perfección para conducirnos hacia un final de infarto.



En cuanto a los personajes, volvemos a reencontrarnos con el inspector Ramiro Sancho, protagonista de la anterior trilogía del autor. En esta novela, Ramiro vuelve tras todo lo acontecido en el caso de Augusto Ledesma, todavía no está recuperado del todo y lo único que quiere es intentar llevar una vida lo más tranquila posible, aunque lo ocurrido en el pasado sigue atormentándole cuando está solo. Pero no será únicamente con Ramiro con quien nos reencontremos en esta novela, pues también volvemos a saber de sus compañeros en el cuerpo, del policía islandés retirado Olafur Olafson o de Érika Lopategui. En líneas generales, todos los personajes construidos por César Pérez Gellida están tan bien dibujados y perfilados dentro de la novela que llegas a pensar que cuando levantes la cabeza del libro los vas a tener delante, llegando a alcanzar cotas de realidad enormes, que unidas al realismo con el autor construye las escenas, consiguen hacer pensar al lector que no solo está leyendo Sarna con gusto, la está “viviendo”. Como he dicho antes, el autor nos demuestra en esta novela que nadie es absolutamente bueno o malo, nadie está compuesto solo por una cara, todos tenemos luces y sombras. Algo sobre lo que también quiero llamaros la atención es el cameo que realiza el autor en su novela (no es la única en la que lo hace), y que a mí me la llamó muchísimo, porque además me pareció muy bien traído en este caso, no os cuento mas y os dejo que lo descubráis vosotros mismos cuando la leáis.




Supongo que llegados hasta aquí habréis deducido que mi recomendación sobre Sarna con gusto es absoluta, y ya os digo que estáis en lo cierto. Y si tenéis alguna duda porque no habéis leído todavía su anterior trilogía y no sabéis si podríais empezar con esta segunda directamente, mi opinión personal es que sí, pues aunque se hable en ocasiones de acontecimientos de la anterior, no se desvela nada realmente importante que impida leerla con posterioridad. Si no queréis que lo que os pique sea la curiosidad y quedaros sin leer un libro que no está dejando a nadie indiferente, haceos con un ejemplar y disfrutad.




A continuación os dejo el booktrailer de la novela y su enlace a YouTube: Sarna con gusto de César Pérez Gellida


domingo, 8 de mayo de 2016

El rumor de la caracola (Trilogía del fuego 2).- Sarah Lark

Reseña El rumor de la caracola (Trilogía del fuego 2).- Sarah Lark

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-666-5852-2
Formato: Papel

Sinopsis:

La aclamada autora de En el país de la nube blanca vuelve con el segundo volumen de su mejor saga familiar ambientada en Nueva Zelanda, la Trilogía del Fuego. Una epopeya literaria tan emotiva como fascinante, por la escritora que ya ha seducido a más de ocho millones de lectores en todo el mundo.

Llanuras de Canterbury, 1853. Rat Station ha visto crecer a una nueva generación: Cat e Ida están orgullosos de sus maravillosas hijas, Carol y Linda. Pero los vecinos no pueden evitar sentir envidia ante una familia tan bien avenida. De repente, como si fuera un terrible golpe del destino, la granja corre peligro y pone en riesgo el futuro de sus moradores.


Desde la plaza del poblado llegan gritos y el sonido de una caracola. Es una señal de ataque… Esta vez la belleza de Nueva Zelanda deberá lidiar con un capítulo dramático en la historia de los maoríes. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

La autora:

Sarah Lark trabajó durante muchos años como guía turística. Pronto descubrió su fascinación por Nueva Zelanda, cuyos paisajes asombrosos han ejercido desde siempre una atracción casi mágica sobre ella. Sarah Lark es el seudónimo de una exitosa autora alemana que en la actualidad vive en España. Con "En el país de la nube blanca", considerado el debut más exitoso de los últimos años en Alemania, sorprendió a crítica y lectores. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


La reseña de esta semana está dedicada a El rumor de la caracola de Sarah Lark; se trata de la segunda novela que compone la Trilogía del fuego y ya os puedo adelantar que si disfruté con la lectura de La estación de las flores en llamas (cuya reseña podéis leer aquí) con esta novela he logrado disfrutar todavía más, llegando a hacérseme cortas las más de ochocientas páginas que la componen. En El rumor de la caracola, aunque Sarah Lark mantiene el estilo al que nos tiene acostumbrados a sus lectores, nos ofrece una historia más compleja, en la que ahonda más en los pasajes históricos del país. Mi recomendación es que se lean los libros por orden, ya que las historias se continúan, aunque medien algunos años entre ellas y en este caso recaiga un mayor protagonismo en la segunda generación, muchas situaciones derivan de la primera novela.

Llanuras de Canterbury
El rumor de la caracola retoma la historia varios años después del final de La estación de las flores en llamas. Rata Station se ha convertido en una próspera granja de ovejas y allí viven felices Cat e Ida, que han visto crecer a sus hijas, Carol y Linda, unas bellas jóvenes de dieciocho años, disfrutando también de las locuras de la adolescente hija de Ida, Mara. Sin embargo, la tranquila existencia de los moradores de Rata Station se verá alterada por el sonido de la caracola, un grito de guerra que comienza a sonar en ambas islas; muchos maoríes se están uniendo al movimiento revolucionario de los hau hau, que persiguen expulsar a los pakeha de Nueva Zelanda. Con esta amenaza cada vez más cerca y la supervivencia de Rata Station en peligro, los protagonistas deberán hacer frente a todo tipo de situaciones adversas e intentar mantenerse a salvo.



Esta segunda novela de la Trilogía del fuego ha conseguido mantenerme enganchada desde el principio hasta el final, algo complicado en un libro tan extenso, pues lo habitual en estos casos es que en algún momento se entre en algún bache o el ritmo decaiga porque la autora (o el autor) haya pretendido alargar la trama de forma innecesaria. Además, en esta novela Sarah Lark ha sabido encontrar el equilibrio en cuanto al peso protagónico de cada uno de los personajes femeninos que protagonizan El rumor de la caracola; en anteriores reseñas que he realizado de obras de la autora (que podéis encontrar aquí) sí he comentado que, en ocasiones había encontrado que daba mucho protagonismo a uno de los personajes en detrimento de otro, por ejemplo, en El país de la nube blanca el personaje de Helen iba perdiendo protagonismo hasta casi caer en el olvido copando casi todas las páginas el personaje de Gwyneira. También este título nos permite conocer más sobre Nueva Zelanda, un país fascinante pero en líneas generales bastante desconocido para el gran público, pues entra más en su historia; en este caso Sarah Lark nos habla de la revolución maorí que derivó del movimiento religioso Pai Mãrire liderado por Te Ua Haumene, una religión que, en principio unía cristianismo y elementos espirituales maoríes pero que terminó convirtiéndose en un movimiento extremista contra los colonos europeos.

Te Ua Haumene
Escrita bajo un estilo directo unido a un prosa cuidada, El rumor de la caracola mantiene el estilo que todos los que hemos leído anteriormente a Sarah Lark ya reconocemos fácilmente. Utilizando la figura de un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona y que es conocedor de todo lo que ocurre en la vida de los personajes, así como de lo que piensan, será a través de este narrador como los lectores iremos conociendo todo lo que ocurre a lo largo de las páginas de la novela. Con unas bonitas descripciones que en ningún momento ralentizan la lectura acompañadas de unos diálogos que la autora resuelve de forma correcta se crean unas escenas que hacen que el lector disfrute de una lectura que te transporta hasta las llanuras de Canterbury y que mantiene vivo el interés. La novela se encuentra dividida en nueve partes, que vienen definidas por el margen de tiempo en el que se desarrollan, ya que el hilo temporal en el que está escrito es lineal por lo que, al igual que en La estación de las flores en llamas, no vamos a encontrar saltos temporales o flashbacks.

Árbol Kaurí


Ceremonia del moko
En lo que respecta a los personajes, en El rumor de la caracola seguimos teniendo muy presentes a Cat e Ida, protagonistas de la primera novela, pero estas pasan a estar en un segundo plano, ya que el papel protagonista de esta segunda entrega recae en sus hijas, Carol y Linda, que ya conocimos siendo bebés y ahora se han convertido en dos bellas jóvenes de dieciocho años, y Mara, la hija pequeña de Ida. Aunque estas tres muchachas son completamente diferentes entre sí, el destino les tiene deparadas situaciones que les harán tener que enfrentarse consigo mismas. A lo largo de la novela veremos cómo las tres hermanas irán madurando, pues al comienzo tienen las preocupaciones propias de su edad, donde los problemas del corazón son los más acuciantes; sin embargo, conforme avancemos en las páginas, los lectores asistiremos a la evolución de Carol, Linda y Mara, que empezarán a mostrar personalidades más complejas, demostrarán que son capaces de enfrentarse a situaciones muy duras y salir adelante. También hay que recalcar la importancia que, en esta trilogía (por lo menos en estas dos novelas publicadas), ha adquirido el pueblo maorí, cuya presencia deja de ser casi testimonial para tener un peso importante dentro de la historia. Como siempre, los personajes masculinos, aunque no sean protagonistas, tienen gran importancia en las tramas que se van abriendo a lo largo de la novela.




Ya solo me queda deciros que, si sois lectores asiduos de Sarah Lark, El rumor de la caracola no os decepcionará en absoluto, pues yo devoré las más de ochocientas páginas de la novela y, si hubiera tenido unas cuantas más, no me hubiera importado. Y si todavía no os habéis estrenado con la autora, os recomiendo que os apuntéis este título, pero mejor comenzad por La estación de las flores en llamas, no os arrepentiréis.