UA-47860825-1 Los libros de Dánae: abril 2016 ranktrackr.net

Translate

domingo, 24 de abril de 2016

Una madre.- Alejandro Palomas

Reseña Una madre.- Alejandro Palomas

Editorial: Siruela
Año de edición: 2014
ISBN: 9788416120536
Formato: EPub


Sinopsis:

El retrato de una ciudad acogedora y esquiva a partes iguales, de una familia unida por los frágiles lazos de la necesidad y del amor y la mirada única de una mujer maravillosa en un momento extraordinario.Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. Una madre cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege a los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir. Sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido.Un cartel luminoso que emite mensajes desde una azotea junto al puerto, una silla en la que desde hace años jamás se sienta nadie, una Barcelona de cielos añiles que conspira para que vuelva una luz que parecía apagada, unos ojos como bosques alemanes y una libreta que aclara los porqués de una vida entera; Una madre no es solo el retrato de una mujer valiente y entrañable, y de los miembros de su familia que dependen de ella y de su peculiar energía para afrontar sus vidas, sino también un atisbo de lo que la condición humana es capaz de demostrarse y mostrar cuando ahonda en su mejor versión.

El autor:

Autor, traductor y filólogo español, Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) cursó estudios de Filología Inglesa por la Universidad de Barcelona, especializándose más tarde en Poesía en el New College de San Francisco, en Estados Unidos. Tras completar estos estudios ha trabajado como traductor en importantes editoriales y como colaborador de varios medios de comunicación, actividad que ha sabido alternar con su labor como escritor. De entre la obra de Palomas habría que destacar títulos como El tiempo del corazón, El alma del mundo, finalista del Primavera, o El secreto de los Hoffman, finalista del Ciudad de Torrevieja, sin dejar de lado su última trilogía con la que se ha ganado el favor de los lectores, que inició con Una madre, siguió con Un hijo y que ha rematado hace poco con Un perro. (Biografía extraída de: Lecturalia).

Mi reseña:


La entrada de esta semana especial, pues ayer celebramos el Día del Libro, está dedicada a la primera novela que leo de Alejandro Palomas, Una madre; un libro que he disfrutado muchísimo y que ha confirmado con creces las expectativas que tenía creadas sobre la obra de este autor. Desde ya os puedo asegurar que voy a continuar con los libros que siguen a este, pues estoy deseando saber qué depara la vida a Amalia y los suyos.

Una madre nos cuenta la historia de Amalia, una mujer de sesenta y cinco años y divorciada desde hace cinco que quiere recuperar su vida. Es Nochevieja y Amalia quiere que sea una cena especial; va a reunir a sus tres hijos y a su hermano y espera que la noche no termine en disputa, como casi siempre. Poco a poco van llegando los hijos y se van sentando a la mesa, y conforme van saliendo platos, también se irán desgranando acontecimientos que han sucedido a lo largo de los años y que cada uno de ellos guarda en su interior, creyendo llevar esa carga en secreto, sin saber que a lo largo de los años Amalia ha ido tejiendo hilos invisibles que los mantienen unidos, y que como una red, intenta protegerlos y mantenerlos lejos de los problemas que la vida conlleva, aunque no siempre lo consigue.

Barcelona

Cuando lees Una madre, las primeras impresiones que te impregnan están relacionadas con el sentido del humor que Alejandro Palomas ha introducido en su novela, pues ha conseguido arrancarme más de una carcajada. Hay algunas situaciones hilarantes y otras directamente surrealistas en las que llegas a pensar que si tu propia madre te hace alguna así, no sabes si te echarías a reír o a llorar; pero lo cierto es que la forma que tiene de contarlo Alejandro Palomas es brillante, con la particularidad de conseguir que en ciertos momentos llegues a sentirte identificado con los personajes, con lo que les sucede o con lo que sienten. Sin embargo, a medida que avanzas en la lectura de Una madre te das cuenta de que hay más, de que las sensaciones y los sentimientos de los personajes van más allá, y que conforme vas levantando capa tras capa vas conociendo a unas personas que llevan mucha carga en sus mochilas, que lo que muestran a los demás es consecuencia de lo que ha ocurrido en sus vidas y de que su personalidad es consecuencia de sus vivencias. Pero, sobre todo, Alejandro Palomas nos muestra en esta novela que, como bien dice su título, una madre lo es sobre todas las cosas, incluso sobre sí misma. Nunca se rinde, nunca descansa; aunque los hijos las juzguemos y en muchas ocasiones seamos ingratos y egoístas, ellas están ahí siempre para levantarnos cuando nos caemos, tanto física como emocionalmente.

Alejandro Palomas ha escrito Una madre bajo un estilo directo acompañado de una prosa fresca y actual, que hace que la lectura resulte muy ágil. Utilizando la figura de un narrador protagonista que se expresa a través del personaje de Fernando, el hijo pequeño de Amalia, quien nos contará toda la historia en primera persona, los lectores viviremos todos los acontecimientos de la novela a través de sus ojos; compartiremos los pensamientos de Fernando y será a través de él como conoceremos al resto de personajes que le rodean. Con unas descripciones precisas que sirven al lector para trasladarse a los escenarios que componen la novela, las escenas se completan con unos diálogos realmente buenos y abundantes que dotan al libro de gran agilidad. Aunque la trama principal de Una madre se desarrolla en hilo temporal lineal, los flashbacks son muy abundantes, pues la narración de Fernando va dando continuos saltos en el tiempo para darnos a conocer a los lectores acontecimientos que han tenido lugar en su vida o en la de los demás miembros de su familia y les hacen ser quienes son hoy. Una madre posee una historia construida de forma inteligente, donde la emoción se reviste de humor y va floreciendo poco a poco pero sin caer nunca en la sensiblería.



En cuanto a los personajes, todos y cada uno de los protagonistas que componen Una madre está perfectamente dibujado y perfilado en la novela. Se trata de personajes que, teniendo cada uno una personalidad definida y su propio carácter, consiguen llegar al lector. Amalia es un personaje que cala hondo, es una mujer que ha visto saltar su vida por los aires cuando su matrimonio se rompe con sesenta años; pero lejos de hundirse, Amalia tira de carácter y sentido del humor, y sobre todo de amor por sus hijos, saliendo adelante con valentía. También encontramos a sus tres hijos, completamente distintos entre sí pero que se necesitan y se apoyan incondicionalmente: Silvia, Emma y Fernando, tres jóvenes que viven situaciones difíciles en sus vidas y que, aunque ellos no lo sepan, o no siempre lo tengan en cuenta, cuentan con el apoyo incondicional de su madre en cualquier situación, y que son mucho más de lo que muestran. Personalmente, el personaje de Amalia, aunque en algunas ocasiones me ha puesto de los nervios, me ha parecido enternecedor y lleno de carisma, una de tantas mujeres que desempeñan su lucha diaria sin que nadie se pare a mirar, heroínas del día a día a las que nadie da nunca las gracias y que, sin embargo se las merecen más que nadie porque sin ellas, el mundo funcionaría mucho peor de lo que ya lo hace.




Sin dudarlo, y como ya os he comentado al principio de la reseña, esta ha sido la primera novela que leo de Alejandro Palomas, pero no va a ser la última. Os recomiendo la lectura de Una madre sin dudarlo, pues es una verdadera delicia y porque además nos recuerda que todos tenemos una “Amalia” en nuestra vida, con sus defectos y sus virtudes; y no debemos olvidar la tremenda suerte que eso conlleva. 




domingo, 17 de abril de 2016

Polvo.- Patricia Cornwell

Reseña Polvo.- Patricia Cornwell

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-666-5833-1
Formato: Papel

Sinopsis:

Kay Scarpetta, directora del Centro Forense de Cambridge, Massachusetts, ha vuelto a casa después de trabajar en la escena de uno de los peores asesinatos en masa de la historia de Estados Unidos, cuando el agente Pete Marino la despierta a una hora intempestiva.

Un cadáver envuelto en una tela poco común ha sido descubierto en el campus del MIT, y se sospecha que se trata de la ingeniera informática Gail Shipton, que fue vista por última vez en un bar de la ciudad. Al parecer, la han asesinado cuando solo faltaban unas semanas para que comenzara el juicio millonario al que había llevado a sus ex gestores financieros, y Scarpetta duda que se trate de una casualidad. Además, teme que el caso esté relacionado con su sobrina Lucy, un genio de los ordenadores.

A simple vista no hay rastro de lo que pudo matar a Gail Shipton, pero el cadáver está cubierto de un polvo muy fino que bajo la luz ultravioleta emite un intenso brillo tricolor. Además, resulta evidente que alguien, de forma deliberada, ha colocado el cuerpo en una postura simbólica con el fin de causar el mayor impacto, y Scarpetta tiene motivos para creer que el responsable es el hombre cuyos asesinatos más recientes han sembrado el terror en Washington.


El caso la llevará a adentrarse en el oscuro mundo de las drogas de diseño, el crimen organizado y la corrupción en las altas esferas. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

La autora:

Patricia Cornwell (Florida, 1956), directora de Ciencia Forense Aplicada en la National Forensic Academy, ha recibido múltiples galardones en reconocimiento a su obra literaria; destacan los premios Edgar, Creasey, Anthony, Macavity, el francés Prix du Roman d’Aventure, el galardón británico Gold Dagger y el Galaxy British Book Award. En 1999, la doctora forense Kay Scarpetta, protagonista de la mayoría de sus novelas, recibió el premio Sherlock al mejor detective creado por un autor estadounidense. Actualmente se está trabajando en la adaptación cinematográfica de la serie de la doctora Scarpetta a la gran pantalla, con Angelina Jolie como protagonista. La obra de Cornwell ha sido traducida a más de treinta y dos idiomas. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:



Esta semana os traigo al blog la reseña de la primera novela que leo de Patricia Cornwell, Polvo. He de reconocer que me metí en su lectura con un poco de miedo ya que, aunque llevaba tiempo queriendo acercarme a esta autora, no había leído nada de ella y este título es el número veintiuno de la serie Kay Scarpetta, así que cuando Ediciones B me ofreció un ejemplar (desde aquí le agradezco muchísimo el detallazo) no sabía si me iba a quedar muy descolgada respecto a la historia; sin embargo, nada más lejos de la realidad pues la autora proporciona datos suficientes para seguir la historia sin problemas aunque no hayas leído la serie desde el principio.

En Polvo, Kay Scarpetta, directora del Centro Forense de Cambridge, no está pasando por su mejor momento, deprimida por los últimos acontecimientos y con una gripe que la tiene metida en la cama,  cuando recibe una llamada en plena madrugada; al otro lado de la línea está Pete Marino, un ex compañero de trabajo y actual agente de policía que la informa del hallazgo de un cadáver envuelto en una tela poco común en el campus del MIT. Todo apunta a que se trata de una ingeniera informática desaparecida horas antes y que se encontraba inmersa en el proceso de un juicio millonario al que había llevado a sus ex asesores financieros. Scarpetta pronto descubrirá que el caso es mucho más complejo de lo que parece, sobre todo cuando vea que el cadáver ha sido colocado de una forma casi ritual y se halla cubierto de un polvo fino que emite un brillo intenso bajo la luz ultravioleta. Sin embargo, la implicación de Kay será mayor cuando todo parezca apuntar a que Lucy, su sobrina, está relacionada con el caso.

Campus del MIT

Leer por primera vez a Patricia Cornwell me ha resultado bastante interesante, pues he descubierto a una autora de novela negra cuyo enfoque es totalmente diferente, ya que la novela se plantea desde el punto de vista científico y forense. En Polvo nos adentramos en el mundo de los investigadores forenses, en las mesas de autopsias y en la investigación de pruebas. En este sentido, se nota la preparación de la autora, pues la trama es exhaustiva y cuenta al lector cada detalle de la investigación, consiguiendo que nos metamos de lleno en el laboratorio y en la escena del crimen, y disfrutemos de cada uno de los pasos de los investigadores. La historia se desarrolla más o menos a lo largo de un día y aunque no vamos a encontrar un ritmo frenético lleno de persecuciones, la meticulosidad y detalle con el que Patricia Cornwell describe cada paso de la investigación consigue que el lector se quede pegado a las páginas del libro. Polvo es una de esas novelas que contiene en su historia mucho más de lo que a priori parece, asesinatos relacionados con las altas esferas que esconden oscuros secretos, corrupción y drogas de diseño.

Escrita con bajo un estilo directo y una prosa técnica pero fácil de seguir y en líneas generales adecuada a la novela, Patricia Cornwell utiliza en Polvo la figura del narrador protagonista a través de la propia Kay Scarpetta, quien será la encargada de narrarnos a los lectores todos los acontecimientos que irán ocurriendo a lo largo de la novela, así como permitirnos conocer a todos los personajes que aparecerán junto a ella y sus propios pensamientos. Con unas descripciones precisas que consiguen que los lectores nos transportemos a cada uno de los escenarios en los que se desarrollan las escenas, estas resultan muy verosímiles al estar creadas a través de unos diálogos muy bien estructurados y llevados con un buen ritmo, de hecho Polvo es una novela donde los lectores vamos a encontrar gran cantidad de diálogos, lo que proporciona agilidad a la lectura. Aunque se trata de una novela escrita en un hilo temporal lineal, encontramos varios flashbacks que nos aclaran ciertos acontecimientos ocurridos en el pasado y que serán fundamentales para desentrañar lo acontecido en el presente. Como he comentado antes, sin contar con un ritmo frenético, la lectura de Polvo es realmente ágil.



En lo referente a los personajes, todos se encuentran perfectamente dibujados y perfilados dentro de la novela. En Polvo encontramos a unos personajes que cuentan con una gran profundidad psicológica, cada uno con una personalidad definida que se va desarrollando a lo largo de las páginas, pero que al mismo tiempo viene marcada por los acontecimientos que han sufrido en las novelas anteriores. Kay Scarpetta es una mujer fuerte que sin embargo en Polvo no atraviesa por su mejor momento; testigo de una cruel matanza, está intentando recomponerse mentalmente, y también está intentando entender la marcha del que ha sido su compañero Pete Marino, con el que mantiene una relación compleja y con el que tiene que seguir trabajando. Otro de los personajes que tiene mucha importancia en la vida de Kay es su marido Benton, agente del FBI y creador de perfiles psicológicos, que también tiene que resolver sus propios problemas en su trabajo. Por último, creo que cabe destacar el papel que juega Lucy, la sobrina de Kay, una mujer fría que en ocasiones se muestra casi hierática con mucho que aportar en el caso.




Polvo de Patricia Cornwell ha sido mi primera experiencia con una novela de esta autora pero os puedo asegurar que no será la última, pues espero poder empezar con la serie desde el principio en breve. La forense Kay Scarpetta me ha convencido para seguir de cerca sus investigaciones forenses y estoy segura de que si vosotros la acompañáis, no os conformaréis con hacerlo solo una vez






domingo, 10 de abril de 2016

Etheria.- Coia Valls

Reseña Etheria.- Coia Valls

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-666-5811-9
Formato: Papel

Sinopsis:

De Calavario a Roma, la extraordinaria odisea de una intrépida viajera del siglo IV

El último tercio del siglo IV es un período de profundos cambios. Los valores se invierten y los perseguidos se convierten en perseguidores. El Senado romano está dividido y la permanencia de la estatua de la Victoria es el símbolo del enfrentamiento entre paganos y cristianos.

En este escenario de fin de una civilización, Etheria, una mujer noble de la Gallaecia emparentada con el emperador Teodosio, emprende un viaje a Tierra Santa en pos de su sueño. En su paso por Lucus Augusta, Caesaraugusta, Tarraco, Barcino, Gerunda, Roma y otras ciudades, escribe un diario para trasmitir esa experiencia a sus discípulas.

Sin embargo, a menudo las cosas no suceden como se había previsto. La aparición de Irene de Aveleda, una patricia que, bajo su apariencia de luchar por una noble causa, busca venganza, obligará a la peregrina a tomar decisiones insospechadas y enfrentarse a sus propias contradicciones.


Dos mujeres invierten sus destinos en este calidoscopio de una época de crisis. Un canto a la tolerancia y la amistad, a la capacidad de convertir el viaje en una experiencia de vida. Porque nada está escrito en las estrellas. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

La autora:

Coia Valls (Reus, 1960) es escritora y profesora de Educación Especial y Logopedia. Ha publicado la novela 'La princesa de jade' (2010), premio Néstor Luján de novela histórica, además de numerosos cuentos y relatos en volúmenes colectivos. En el mundo de la literatura infantil han visto la luz 'Marea de lletres que maregen' y la novela 'L’ombra dels oblidats'. Es responsable del blog 'El cuaderno naranja'. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


La entrada de hoy está dedicada a una novela que me ha hecho descubrir un personaje histórico real que no conocía y que me ha resultado realmente interesante; hoy os traigo Etheria de la autora catalana Coia Valls. Con la lectura de este libro, cuyo ejemplar ha sido cortesía de Ediciones B, he podido conocer a una mujer que fue pionera en su época y que se embarcó en una gran aventura para conocer más a fondo los entresijos de su fe pero también para conocerse mejor a sí misma.

Fresco de Etheria
Etheria es una mujer profundamente cristiana en una época en la que el cristianismo ha dejado de ser perseguido para convertirse en perseguidor. Nos encontramos en el último tercio del siglo IV y el Senado romano se encuentra profundamente dividido entre cristianos y paganos. En medio de este escenario, Etheria decide emprender un viaje de peregrinación desde su Gallaecia natal hasta Tierra Santa para ver de cerca el lugar donde nació y sufrió su calvario Jesús, dejando plasmadas sus experiencias en un diario de viaje que irá escribiendo a lo largo de todas las etapas y ciudades que vaya dejando atrás. Junto a Etheria también emprenderá el viaje Irene de Aveleda, una joven y misteriosa patricia romana que bajo su inocente apariencia esconde oscuros planes de venganza hacia la cristiana. Sin embargo, lo que ni Irene ni Etheria sospechan es que el viaje hacia Jerusalén se convertirá en un viaje iniciático que las obligará a enfrentarse a sus peores temores y sobre todo, a ellas mismas.

Emperador Teodosio

La lectura de Etheria, además de resultarme sumamente entretenida, me ha parecido muy interesante pues, como he comentado antes, me ha permitido descubrir un personaje histórico cuya existencia desconocía; una mujer que se embarcó en una aventura que, en ese momento de la historia, estaba prácticamente vedada al género femenino. En esta novela de Coia Valls nos sumergimos en una época convulsa en la que el cristianismo, gracias al emperador Constantino deja de ser perseguido para convertirse en la religión oficial, desplazando a los dioses romanos al culto secreto en las casas, pues solo algunos se atreven a mantener sus creencias paganas en público. Leyendo Etheria el lector se mete dentro de una historia de venganza, de traición y redención, pero también en una historia de enfrentamiento entre religiones que nunca aprenden de su propia historia y repiten los mismos errores una y otra vez. Asistimos al mismo ciclo que, desgraciadamente, vemos repetirse en nuestros días donde al hablar de religión y creencias parece no tener cabida la tolerancia ni la amplitud de miras.

Dios Mitra
Escrita bajo un estilo directo que Coia Valls acompaña de una prosa sencilla pero al mismo tiempo cuidada, en Etheria encontramos la figura de un narrador objetivo con grandes rasgos de omnisciencia, pues aunque este narrador que se expresa en tercera persona y en tiempo presente, es conocedor de información subjetiva que afecta a los personajes, lo cierto es que es a través de los diálogos que se establecen entre estos como conocemos realmente lo que pasa por las mentes de los protagonistas. Con unas grandes descripciones, que permiten que los lectores viajemos hasta cada uno de los escenarios que Coia Valls nos muestra en la novela, la autora crea en Etheria unas buenas escenas a través de unos diálogos que están resueltos de forma correcta. La novela mantiene un hilo temporal lineal, y no vamos a encontrar saltos temporales ni flashbacks que alteren esa temporalidad. Con una trama bien construida, lo que me ha desconcertado un poco mientras he leído la novela ha sido la forma de enlazar las escenas que en algunos momentos ha tenido la autora, pues me daba la sensación de que los personajes estaban en un lugar y en la escena siguiente estaban en otro, sin una transición muy lógica; quizás ha sido una sensación mía pero en algunos momentos me ha desconcertado un poco.

Barcino (Barcelona)

En cuanto a los personajes, bien perfilados y dibujados a lo largo de la novela, si algo vemos en Etheria es que no se trata de una obra de buenos y malos. Tanto Etheria como Irene son mujeres que poseen unas creencias firmes, pero sin llegar a ser fanáticas; ambas defienden lo que creen es la verdad, pero el viaje que el destino les tiene preparados hará que, aunque no se cuestionen su fe, si lleguen a cuestionar las actuaciones que los hombres realizan en nombre de esa misma fe. Ambos personajes me han gustado, si bien hay momentos que el personaje de Irene es más fuerte que el de Etheria y el de esta última se eclipsa un poco. Y aunque los dos personajes principales de esta novela sean femeninos, también los masculinos tienen importancia, sobre todo el de Bappo, un soldado de fortuna que acompaña a Irene y le es fiel sobre todas las cosas. A lo largo de la lectura, los lectores iremos observando cómo tanto el personaje de Irene como el de Etheria van sufriendo una evolución, pues ambas comienzan su viaje con unas fuertes creencias que parecen irreconciliables, pero los acontecimientos a los que se irán enfrentando harán que las dos se den cuenta de que su entendimiento no es tan lejano como parece.

Lararium


Leer Etheria de Coia Valls permite a los lectores, tanto a los que son amantes de la historia como a los que quieren aproximarse al género por primera vez, adentrarse en un momento de la Historia repleto de cambios y conocer el viaje de una mujer que se atrevió a romper barreras.


domingo, 3 de abril de 2016

La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel.- Romain Puértolas

Reseña La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel.- Roman Puértolas

Editorial: Grijalbo
Año de edición: 2015
ISBN: 9788425353338
Formato: Papel

Sinopsis:

Dicen que el amor da alas... ¿Estás listo para volar?

Una cartera parisina necesita viajar a Marrakech para llevarse de allí a su hija adoptiva, muy enferma. Pero, cuando Providence Dupois está a punto de partir, un volcán islandés despierta y paraliza el tráfico aéreo europeo. Desesperada por reencontrarse con la niña, la joven madre entiende que tan solo le queda una opción: echar a volar.

Un joven enamoradizo ayudará a Providence a emprender este viaje tan extraordinario, a lo largo del que conocerá a personajes tan variopintos como un chino que habla como un pirata y unos monjes tibetanos que escuchan a Julio Iglesias. Y es que el amor de una madre es tan fuerte como para despegar hacia las nubes.


Una fábula para adultos con un mensaje de amor universal (Sinopsis extraída de: Megustaleer). 

El autor:

Romain Puértolas, de origen franco-español, nació en 1975 en Montpellier. Transportado por los caprichos del destino a España e Inglaterra, ha sido DJ, profesor de idiomas, traductor-intérprete, auxiliar y coordinador de vuelo en el aeropuerto de El Prat de Barcelona, empleado de Aena en Madrid y limpiador de tragaperras en Brighton. De regreso a Francia, trabajó durante cuatro años como inspector de policía en un servicio especializado en el desmantelamiento de redes de inmigración ilegal. Adicto a la escritura compulsiva sobre posits, Puértolas debutó en el mundo literario con El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea (Grijalbo, 2014). Antes de su exitoso lanzamiento en Francia, la novela ya había conquistado a más de cuarenta editoriales extranjeras convirtiéndose en un fenómeno editorial mundial conocido como "faquirmanía". En la actualidad, Puértolas reside en Málaga y se dedica en exclusiva a la escritura. La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel es su nueva novela, una historia igual de desenfadada y llena de humor que la anterior, aunque más emotiva todavía, que ya se ha convertido en un éxito de crítica y ventas en su país de origen. (Biografía extraída de: Megustaleer). 

Mi reseña:


Esta semana dedico la reseña a un libro que, más que una novela es una fábula para adultos, un cuento lleno de ternura y fantasía. Se trata de La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel de Romain Puértolas. Agradezco a Editorial Grijalbo el envío del ejemplar de este libro con el que he reído y me he emocionado. Una lectura que me ha resultado una delicia.

La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel nos traslada hasta París; allí, en una peluquería de caballeros, Léo, un controlador aéreo, le cuenta a su peluquero la increíble historia de Providence Dupois, una cartera parisina que, atrapada en el aeropuerto de Orly por culpa de la inoportuna erupción de un volcán islandés que ha cerrado todo  el espacio aéreo europeo, y que tiene la necesidad imperiosa de llegar a la ciudad marroquí de Marrakech para recoger a su hija adoptiva Zahera, muy enferma por culpa de la enorme nube que le aprisiona los pulmones, no encontrará otra solución para llegar a su destino que echar a volar. Y para ello, conocerá a una serie de personajes de lo más variopinto que la ayudarán en la difícil empresa de aprender a levantar el vuelo sin alas para llegar al encuentro de Zahera.

Aeropuerto de Orly

Como he comentado antes, la lectura de La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel ha sido una auténtica delicia, pues esta novela que Romain Puértolas nos brinda, aunque está repleta de situaciones absurdas y de un humor que en ocasiones llega a ser surrealista, es en realidad un drama que nos cuenta todo lo que una madre está dispuesta a hacer por su hija, incluso lo que escapa a todos los límites de la razón, como puede ser el echar a volar si con ello consigue rescatar a su hija de un lugar donde sabe que su futuro no existe. Esta fábula para adultos nos hace ver cómo, en ocasiones, algunas decisiones pueden marcar para siempre nuestra vida, y cómo las consecuencias que de ellas se derivan pueden acompañarnos el resto de nuestros días; pero también nos habla de redención y de perdón. Leyendo este libro de Romain Puértolas he pasado momentos realmente buenos, pues me he reído mucho pero también ha habido momentos en los que me he emocionado, sobre todo en el último tercio de la novela, que es cuando se comienza a vislumbrar lo que hay bajo todo ese surrealismo que nos ha estado acompañando a lo largo de la lectura. Es este un libro en el que el lector va a encontrar amor, emoción, humor (que en ocasiones es un poquito negro).

Escrita bajo un estilo directo al que Romain Puértolas acompaña de una prosa coloquial y muy fresca, en La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel encontramos dos figuras narrativas, por una parte un narrador protagonista en la piel de Léo, el controlador aéreo amigo de Providence, que se expresa en primera persona, pero que al mismo tiempo se convertirá en el narrador omnisciente de la historia pues será él quien nos contará a los lectores todo lo que acontece en la historia de Providence y Zahera, pasando a expresarse en tercera persona. Romain Puértolas realiza en su novela las descripciones justas para que los lectores nos situemos en los escenarios en los que se van desarrollando unas escenas que se completan con unos diálogos que en ocasiones son realmente hilarantes y divertidos. La trama está construida de forma inteligente, pues lo que en principio parece una cosa va dando giros argumentales para convertirse en un relato cargado de emotividad sin caer en la sensiblería, un libro con un trasfondo mucho más serio de lo que se puede pensar cuando se leen las primeras páginas. Romain Puértolas comienza la novela in extrema res, por el final de la historia, pues Léo ha sido testigo de la increíble hazaña de Providence y nos la traslada a los lectores, por lo que él volverá al pasado y desde ahí nos narrará toda la historia manteniendo un hilo temporal lineal hasta llegar al punto de partida inicial.

Marrakech

En cuanto a los personajes, he de reconocer que tanto Providence como Zahera me han conquistado. Providence es una mujer de treinta cinco años que no lo ha tenido fácil en la vida pero que, aún así ha decidido vivir con optimismo y mirar a la vida de frente; divertida y espontánea, se “enamora” de Zahera durante un viaje a Marruecos, sin poder evitar que esa niña, que no ha conocido más que las paredes de un hospital en sus siete años de vida, la conquiste con su vitalidad y sus ganas de luchar contra la adversidad. Ambas se proporcionan la fuerza necesaria para seguir adelante, el destino ha jugado sus cartas y ha hecho que ambas se encuentren y se salven la una a la otra. Pero no me puedo olvidar de Léo, el amigo controlador aéreo de Providence, que jugará un papel decisivo en toda esta historia y que además será quién nos la cuente; o los maravillosos monjes tibetanos sin cuya ayuda nuestra protagonista jamás podría haber levantado el vuelo. Todos los personajes que Romain Puértolas ha construido para La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel tienen un carisma especial, son capaces de llegar al lector, de hacerle reír o de emocionarle.




Sin duda, os recomiendo que preparéis vuestro plan de vuelo y os lancéis a la lectura de esta preciosa fábula que os hará reencontraros con el niño que llevamos dentro, que hará que volvamos a creer que todo es posible si lo deseamos con intensidad, incluso batir los brazos con fuerza y elevarnos hacia las nubes.