UA-47860825-1 Los libros de Dánae: febrero 2016 ranktrackr.net

Translate

domingo, 21 de febrero de 2016

La tumba del crisantemo.- Itõ Sachio

Reseña La tumba del crisantemo.- Itõ Sachio

Editorial: Chidori Books
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-943351-2-9
Formato: EPub

Sinopsis:

Masao y Tamiko comparten un tierno e inocente amor que los une de una forma muy especial. Su única falta es la diferencia de edad que los separa, circunstancia que será determinante para que la familia de Masao no vea con buenos ojos la relación que sin remedio va gestándose entre ellos. La mutua complicidad y el cariño incondicional que se profesan no serán suficientes ante la presión familiar, que sellará los destinos de su juventud y de sus vidas de manera trágica. (Sinopsis extraída de: Chidori Books).

El autor:

Con el nombre real de Kōjirō, nacía en Chiba en 1864 Itō Sachio, en el seno de una familia de origen samurái dedicada a labores agrícolas en los nuevos tiempos que trajo la Restauración Meiji (1868-1912). La holgada situación económica de su familia y la importancia que su padre Ryōsaku le daba al saber le proporcionaron una educación basada en los clásicos y le permitieron el acceso a la Universidad para cursar carrera de leyes, pues Sachio, en un principio, deseaba consagrarse a la política de manera profesional. No obstante, una enfermedad ocular se lo impidió y le obligó a abandonar sus estudios superiores. Fue este el motivo por el que finalmente se dedicó a la actividad empresarial llevando con éxito, y largas horas de trabajo diario, una lechería en Tokio, mientras, en paralelo, desarrollaba otras inquietudes, entre las que destacan la ceremonia del té, y sobre todo, su brillante dedicación a la literatura. Sachio inició su carrera literaria como poeta clásico, aunque posteriormente quedaría integrado en el círculo literario Negishi Tanka-kai bajo el liderazgo de su gran maestro Masaoka Shiki (1867-1902), gran defensor del estilo shasei —que abogaba por la sencillez compositiva— y renovador del waka (tanka y haiku), labor que Sachio continuó tras el fallecimiento del maestro. En 1903 los componentes del Negishi Tanka-kai crearon la revista literaria Ashibi, que centraría su actividad en torno a los estudios sobre los poemas del Manyōshū y quedaría bajo la dirección de Sachio. La publicación perduró hasta 1908, año del nacimiento de la revista Araragi, fundada y dirigida por Sachio, quien fallecería cinco años después, en 1913, por una  hemorragia cerebral. El legado de Itō Sachio, sin embargo, no se limita a su creación poética y sus críticas, sino que también fue el autor de varias novelas de diferente extensión, entre las que, sin duda, destaca Nogiku no haka (La tumba del crisantemo). Publicada por primera vez en la revista Hototogisu en 1906, esta nouvelle, que narra con sencillez y ternura la trágica historia de amor de sus dos jóvenes protagonistas, es, quizá, la obra que más fama ha dado a su autor y por la que, gracias a sus numerosas adaptaciones al cine y la televisión, es hoy más recordado. (Biografía extraída de: Chidori Books).

Mi reseña:


La reseña de esta semana está dedicada a una obra que he disfrutado muchísimo, una verdadera delicia que gracias a Chidori Books (a quienes agradezco que me facilitaran el ejemplar digital) podemos disfrutar de nuevo. Se trata de La tumba del crisantemo de Itõ Sachio, un precioso relato que podemos considerar como una nouvelle y que nos traslada al Japón de principios del siglo XX para contarnos una preciosa y trágica historia de amor.

Masao y Tamiko se conocen desde niños y comparten una inocente amistad que se va transformando en algo más cuando llegan a la adolescencia. Sin embargo, el hecho de que Tamiko sea dos años mayor que Masao parece ser una diferencia insalvable para sus familias, que no ven con buenos ojos el rumbo que está tomando la nueva relación de los jóvenes. Tras un verano que no podrán olvidar, Masao tendrá que comenzar sus clases en una nueva escuela alejado de su casa, momento que aprovecharán ambas familias para decidir el destino de ambos, sin saber que estarán marcando la vida de los dos de manera trágica.



La tumba del crisantemo me ha resultado una lectura deliciosa a la par que emotiva. Itõ Sachio construye una historia plagada de romanticismo y tragedia, en la que descubres que la sociedad japonesa de principios de siglo XX estaba muy supeditada al “qué dirán”, a la opinión de los demás y poseía un enorme ascendente sobre la vida de los individuos. En este relato conocemos una preciosa historia cargada de amor que intenta luchar contra unos convencionalismos difíciles de vencer. La tumba del crisantemo nos habla de esos amores de juventud, que se viven de forma plena y apasionada, y que no se olvidan por muchos años que pasen; y a los que los adultos, en muchas ocasiones, menosprecian pensando que se pasarán, que son cosas de niños que en unos años se olvidarán. Masao y Tamiko nos dejan ser testigos de un amor inocente y sin dobleces, transparente y sin contaminar por las vivencias que vamos teniendo de adultos y que hacen que el amor se vaya transformando en algo que va perdiendo esa inocencia del principio. Un amor que los adultos que les rodean se encargan de ir minando.

Escrita bajo un estilo directo acompañado de una prosa cuidada y poética que crea una atmósfera mágica durante toda la obra, Itõ Sachio utiliza en La tumba del crisantemo la figura de un narrador protagonista que se expresa en primera persona a través de la voz de Masao, quién nos contará su propia historia. El relato comienza in extrema res, concretamente diez años después de los acontecimientos que se nos cuentan, y en forma de analepsis o flashback, el protagonista comienza a recordar todas sus vivencias junto a Tamiko. Con unas descripciones realmente preciosas acompañadas de unos diálogos cargados de simbolismo y que plasman de forma precisa los convencionalismos de la época, el autor consigue crear grandes escenas que hacen que el lector viaje hasta ese Japón imperial y mágico, donde podemos oler las flores que rodean a los protagonistas en muchas de las escenas… La tumba del crisantemo está cargada de sensibilidad; hay sensibilidad para hablar del amor, para describir a los personajes, para describir las escenas, y esta se transmite de lleno al lector, que se imbuye de todas las sensaciones que el autor plasma en las páginas de la obra.

Monte Fuji


Crisantemos
En cuanto a los personajes que encontramos en La tumba del crisantemo, son poco numerosos y a todos ellos los vamos a conocer a través de los ojos de Masao, como narrador de la historia que es, pero esto no hace que estén menos perfilados dentro de la trama, pues Itõ Sachio consigue que, pese a que todos los personajes llegan al lector mediante la voz de su protagonista, la visión que conseguimos de todos los demás actores de la historia no es sesgada o partidista, pues al colocar a Masao con la perspectiva del tiempo lo que queda es la nostalgia pero no el rencor. Personalmente, tanto Masao como Tamiko me han parecido dos personajes realmente entrañables, de esos que calan en el lector y se quedan contigo después de terminar de leer la obra, de esos que recuerdas por largo tiempo. Son personajes sencillos, sin florituras ni grandes adornos alrededor, como casi todo en esta obra de Itõ Sachio; pero en muchas ocasiones ahí radica la intensidad de La tumba del crisantemo, en la enorme fuerza que encierra la sencillez con la que todo parece que se desarrolla.

Genciana
La tumba del crisantemo es una de esas obras que se cruzan en tu camino casi por casualidad, sin hacer ruido, y de repente calan en tu alma por su enorme intensidad. Una intensidad revestida de sencillez y delicadeza que impregna cada una de sus páginas, y que se va desprendiendo de forma sutil, como una suave fragancia. 


lunes, 15 de febrero de 2016

Sorteo El señor de las dunas de Elia Estefanía Beverini Versari

Sorteo El señor de las dunas de Elia Estefanía Beverini Versari


La escritora Elia Estefanía Beverini Versari me ofrece la oportunidad, con gran generosidad, de sortear entre los seguidores del blog dos ejemplares dedicados de su última novela publicada, El señor de las dunas

Es un sorteo solo para España en el que podéis participar si sois seguidores del blog, y si no lo sois solo es necesario convertiros en seguidores a través de la casilla de Google Friend Connect; todos los seguidores podéis registrar vuestra participación a través del cuestionario que tenéis un poco más abajo (y donde vienen explicados todos los requisitos, que son muy sencillitos)

Podéis leer mi reseña de la novela aquí

Solo me queda animaros a participar y agradeceros vuestras visitas al blog. ¡Un abrazo!

FORMULARIO PARA PARTICIPAR EN EL SORTEO Y QUE ES IMPRESCINDIBLE RELLENAR Y ENVIAR:



domingo, 14 de febrero de 2016

Los muertos viajan deprisa.- Vicente Garrido y Nieves Abarca

Reseña Los muertos viajan deprisa.- Vicente Garrido y Nieves Abarca

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-666-5781-5
Formato: Papel

Sinopsis:

La historia —que toma su título de una cita de Bram Stoker— arranca con un brutal asesinato a bordo del Tren Negro, en el que varios escritores se dirigen a un famoso encuentro de literatura policíaca. Tras este crimen vienen otros, siempre llenos de simbolismo. La inspectora Negro y su inseparable compañero, el criminólogo Javier Sanjuán, tienen que averiguar quién es el enigmático asesino de escritores. Mientras tanto, un peligroso violador de adolescentes, capturado en el pasado por Valentina, ha escapado de la cárcel, complicando aún más la situación. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

Los autores:

Nieves Abarca:

Nieves Abarca, estudió Historia del Arte en la Universidad de Santiago de Compostela y obtuvo un máster en Periodismo por la UOC. Ha realizado estudios de anatomía patológica y medicina legal, y es especialista en perfiles criminales. Ha sido directora de una revista de divulgación cultural, además de colaborar en varias publicaciones y programas de radio de A Coruña y Ponferrada. Es funcionaria de carrera y durante trece años estuvo destinada en un cuartel de la policía. (Biografía extraída de: Ediciones B)

Vicente Garrido:

Vicente Garrido Genovés es profesor titular de la Universidad de Valencia. Su importante obra científica se ha dado a conocer al gran público a través de sus ensayos de divulgación científica, entre los que destacan El psicópata, Cara a cara con el psicópata  y Amores que matan. Sus estudios sobre la personalidad delictiva y sus programas de tratamiento con criminales han hecho de él un profundo conocedor de la mente violenta. Garrido fue el primer criminólogo español que colaboró en la captura de un asesino en serie a través de la realización del perfil criminológico del sospechoso. Ha impartido numerosos seminarios especializados a los cuerpos y fuerzas de seguridad en España y América, así como a jueces y fiscales. El Ministerio de Justicia le concedió la Cruz de San Raimundo de Peñafort. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


La entrada de esta semana es para una novela que acaba de aterrizar en las librerías, pues salió a la venta el pasado 9 de febrero: Los muertos viajan deprisa de Vicente Garrido y Nieves Abarca, y que nos trae la cuarta entrega protagonizada por la inspectora Valentina Negro. He tenido la enorme suerte de poder leerla unos días antes de su publicación gracias al gran detalle de Ediciones B que me hizo llegar un ejemplar no venal de la obra. Este nuevo caso de la inspectora Negro nos vuelve a enseñar la cara más oscura de la mente humana, aunque esta vez quizás no solo nos muestre la del asesino.

Los muertos viajan deprisa arranca en plena Semana Negra de Gijón, concretamente a bordo del Tren Negro, en el que viajan muchos de los escritores que componen el cartel del festival; y será este mismo tren el que se convertirá en escenario de un brutal asesinato que pone en jaque a todo el cuerpo de policía de esta ciudad. Tras este brutal episodio, y también teniendo como telón de fondo otra Semana Negra, esta vez en Galicia, se comete otro brutal crimen también con elementos rituales. Será en este momento cuando la inspectora Valentina Negro, acompañada por el criminólogo Javier Sanjuán, comenzará la persecución de un asesino despiadado que parece no detenerse ante nada ni ante nadie. Sin embargo, no será este el único peligro al que tendrá que enfrentarse la inspectora Negro, pues un peligroso violador de menores que detuvo en el pasado y que está obsesionado con ella ha escapado de prisión y está dispuesto a todo con tal de llevar a cabo su venganza.  

A Coruña

Manteniendo el mismo nivel de intriga que las anteriores entregas de la serie (cuyas reseñas podéis leer aquí) pero quizás disminuyendo la carga de asesinatos para centrarse más en la psique del asesino (aunque los crímenes que aparecen siguen en la línea a la que nos tienen acostumbrados los dos autores, que no suelen escatimar en detalles escabrosos). Los muertos viajan deprisa es una novela en la que los libros están muy presentes, tiene una carga importante de metaliteratura ya que toda la trama principal gira en torno al mundo literario; los personajes principales son autores, editores y blogueros que esconden un mundo, en muchas ocasiones, más oscuro que el que plasman en sus propias obras. Los lectores nos vamos a deleitar de nuevo con una novela que vuelve a enganchar desde la primera página, con una Valentina Negro que en esta ocasión se implica menos a nivel personal con el caso, mostrándose más fría que en otras ocasiones. Pero Los muertos viajan deprisa también nos muestra como las relaciones enfermizas y absolutamente dependientes llevan a la destrucción, propia por supuesto, pero también ajena pues cuando algo se rompe en el interior de la mente humana ya nada puede detener lo que se desata.

Escrita bajo un estilo directo, me parece que Nieves Abarca y Vicente Garrido realizan un trabajo excepcional con una escritura a cuatro manos en la que es muy complicado identificar qué parte está escrita por cada uno, pues no hay un cambio significativo en la prosa utilizada o en el ritmo de lectura, consiguiendo una gran coherencia durante toda la novela. En Los muertos viajan deprisa encontramos la figura del narrador omnisciente, que se expresa en tercera persona y que proporciona al lector toda la información necesaria, pues es conocedor de todo lo que acontece a lo largo de la lectura, tanto objetivo como subjetivo. Siguiendo un hilo temporal lineal sin que encontremos apenas analepsis o flashbacks, esta cuarta novela de Vicente Garrido y Nieves Abarca contiene una trama principal que nos sumerge en la parte más oscura de la literatura acompañada de una subtrama que nos devuelve a un antiguo conocido, el violador de menores conocido como el Peluquero que, fugado de prisión, buscará vengarse de Valentina. Con unas descripciones más que correctas acompañadas de unos buenos diálogos, los autores consiguen que las escenas de Los muertos viajan deprisa sean vívidas e intensas, que los lectores nos metamos de lleno en ellas y tengamos la sensación de estar viviendo todo lo que ocurre junto a los protagonistas. Con unas tramas perfectamente bien llevadas y que se entrelazan entre sí de forma más que correcta, mantienen el interés desde el principio hasta el final de la novela, consiguiendo que el lector no quiera dejar de leer.



En cuanto a los personajes, Valentina Negro y Javier Sanjuán vuelven a formar el tándem protagonista, aunque no son los únicos personajes con los que nos reencontramos, pues los compañeros policías de Valentina también son viejos conocidos, y algunos de los malvados también vuelven a aparecer en las páginas de Los muertos viajan deprisa. En esta novela encontramos que la relación de Valentina y Javier habrá llegado a un punto de inflexión importante, y aunque lo cierto es que esta vez ellos se verán menos implicados a nivel personal en el caso, su relación seguirá teniendo un peso importante en la historia. Con unos personajes bien dibujados y perfilados dentro de la trama, es realmente genial como Nieves Abarca y Vicente Garrido consiguen plasmar en la novela la personalidad del asesino, como entran en su mente y trasladan al lector todo lo que piensa y en algunos casos, llega a sentir. Lo cierto es que en este libro me ha parecido que el personaje de Javier Sanjuán se ha quedado un poquito atrás; mientras que Valentina sigue teniendo la fuerza de siempre y Lúa ha ido ganado protagonismo conforme ha ido avanzando la serie, Javier se ha quedado un poco rezagado y me gustaría que, en próximas entregas, se volviese a ver a ese criminólogo que, sin tener la personalidad arrolladora de Valentina, no estaba metido en este mar de dudas.

Restos del Molino de Fragas do Eume


Lo cierto es que tenía unas ganas enormes de leer lo nuevo de Vicente Garrido y Nieves Abarca, y con Los muertos viaja deprisa he cubierto mis expectativas. En cuanto lo empecé ya no pude soltar este libro que nos vuelve a llevar de la mano hacia los rincones más oscuros de la mente humana, esta vez en un escenario de lujo para los que amamos la literatura.



domingo, 7 de febrero de 2016

La estación de las flores en llamas (Trilogía del fuego I).- Sarah Lark

Reseña La estación de las flores en llamas (Trilogía del fuego I).- Sarah Lark

Editorial: Ediciones B
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-84-666-5700-6
Formato: Papel

Sinopsis:

La edición se viste de lujo para el nuevo comienzo de Sarah Lark: La trilogía del fuego, su mejor obra según los propios lectores. Sarah Lark, donde viven las emociones. «Si me preguntas qué es lo más importante del mundo, esta sería mi respuesta: los seres humanos, los seres humanos, los seres humanos.» Sarah Lark. Mecklemburgo, 1837: el sueño de una vida mejor convence a los familiares de Ida de emigrar a Nueva Zelanda. Pero cuando el barco Sankt Pauli llega por fin a la Isla Sur, a todo su pasaje le espera una sorpresa desagradable. ¿Así es realmente la tierra prometida? Pronto el destino de Ida toma un giro tan inesperado como el de su amor secreto hacia Karl. Y por algún motivo, en esa tierra Ida solo encuentra amistad y protección en la exótica y singular Cat, una chica criada entre maoríes… Hasta que llega la noche de la gran inundación. Sarah Lark, la aclamada autora de En el país de la nube blanca, vuelve con su mejor saga familiar ambientada en Nueva Zelanda. Una epopeya tan emotiva como fascinante que transcurre en las antípodas, por la escritora que ya ha seducido a más de ocho millones de lectores en todo el mundo. La Trilogía del Fuego está considerada la mejor obra de Sarah Lark, autora con más de ocho millones de lectores en todo el mundo, de los cuales un millón y medio en castellano. (Sinopsis extraída de: Ediciones B).

La autora:

Sarah Lark trabajó durante muchos años como guía turística. Pronto descubrió su fascinación por Nueva Zelanda, cuyos paisajes asombrosos han ejercido desde siempre una atracción casi mágica sobre ella. Sarah Lark es el seudónimo de una exitosa autora alemana que en la actualidad vive en España. Con "En el país de la nube blanca", considerado el debut más exitoso de los últimos años en Alemania, sorprendió a crítica y lectores. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


La reseña de esta semana es para la última novela publicada por Sarah Lark y que inaugura su nueva trilogía (La Trilogía del Fuego); se trata de La estación de las flores en llamas, una novela que he podido leer gracias a la cortesía de Ediciones B que me facilitó un ejemplar y que he disfrutado mucho.

Nueva Zelanda
En 1837, la vida de Ida y su familia da un vuelco cuando deciden abandonar su Mecklemburgo natal para perseguir el sueño de una existencia mejor emigrando a Nueva Zelanda. Sin embargo, las esperanzas puestas en este viaje pronto se verán truncadas pues la vida en la Isla Sur no será como ellos esperan. Con unas tierras al lado de un río que amenaza constantemente con desbordarse, Ida no tardará en darse en cuenta de que su única salida es resignarse y aceptar que esa será su nueva vida y que debe renunciar a su amor secreto por el que ha sido su amigo de la infancia Karl. Sin embargo, será Cat, una joven criada entre maoríes quien hará que, poco a poco, Ida se dé cuenta de que la resignación no es su única opción en un país que le ofrece mucho más de lo que ella imagina.



La estación de las flores en llamas, primer título de la nueva trilogía de Sarah Lark, ha conseguido que me enganche, otra vez, a un libro de esta autora; la historia en la que nos sumerge nos vuelve a hacer viajar hasta las exóticas tierras de Nueva Zelanda, aunque en esta ocasión y a diferencia de la Trilogía de la nube blanca (que es la única que he leído hasta la fecha, y cuyas reseñas encontraréis en el blog con la etiqueta Sarah Lark), los comienzos para los protagonistas no serán nada sencillos. Desde el principio, los lectores sentiremos simpatía y cariño por Ida y Karl, los dos jóvenes alemanes que se ven obligados, por las circunstancias que les rodean, a abandonar su ciudad natal para emigrar a un país desconocido donde la vida les promete mayores oportunidades. La estación de las flores en llamas nos va a meter de lleno en la historia de una saga familiar donde el amor, la traición y la superación están presentes desde el principio hasta el final.

Llanuras de Canterbury
Escrita bajo un estilo directo que Sarah Lark acompaña de una prosa cuidada y adecuada a la época en la que se desarrolla la historia de la novela, pero sin caer en un lenguaje recargado, en La estación de las flores en llamas encontramos la figura de un narrador omnisciente que se expresa en tercera persona y que va a ser el que nos hará conocer todo aquello que acontece en la historia y todo lo que afecta a los personajes, tanto en el plano objetivo como en el plano subjetivo o emocional, pues los lectores vamos a conocer todo lo que los protagonistas piensan o sientes a través de esta figura narrativa. La novela se encuentra dividida en nueve partes, que vienen definidas por el margen de tiempo en el que se desarrollan, ya que el hilo temporal en el que está escrito es lineal, sin analepsis o flashbacks. Con unas maravillosas descripciones que consiguen transportarnos a cada uno de los escenarios en los que se desarrollan las escenas, están se completan con unos diálogos bien resueltos por parte de la autora. Leyendo La estación de las flores en llamas tienes la sensación de poder viajar hasta la Isla Sur de Nueva Zelanda, de poder ver esas interminables llanuras de Canterbury o de oír las hakas de las tribus maoríes. Con unas tramas que se van entrelazando entre sí, el único “pero” que le puedo poner a esta novela es que, en mi opinión, las tramas que protagonizan Karl y, Chris y Jane  se “pierden” durante demasiado tiempo, para dar todo el peso a la que protagonizan Ida y Cat, retomándose las anteriores pasada la mitad de la novela.

Kiwi (Ave oriunda de Nueva Zelanda)

En cuanto los personajes, como ya ocurre en anteriores novelas de Sarah Lark, se divide el protagonismo entre dos mujeres, Cat e Ida, ambas con orígenes muy diferentes y que debido a las circunstancias que les han tocado vivir, se unirán y su alianza las hará más fuerte. Aunque son completamente distintas, se complementan. Cat es una mujer fuerte, con una infancia dura que ha tenido que luchar contra su propio futuro; criada entre maoríes no consiente que ningún hombre la domine. Por otra parte, Ida ha recibido una dura educación religiosa y todo en ella es resignación, hasta que conoce a Cat, cambiando poco a poco su visión del mundo. En La estación de las flores en llamas volvemos a encontrar a dos mujeres fuertes, aunque cada una lo sea a su manera, que deben luchar en un mundo hecho a la medida de los hombres y en el cual la voz de las mujeres no se escucha nunca. También, como en anteriores novelas, vemos representada a la figura masculina fuerte frente a otra malvada pero en ocasiones pusilánime. Personalmente, creo que hay que destacar el personaje de Jane Beit, una mujer de buena posición que no se resigna al lugar que la sociedad le tiene preparado y decide intervenir de forma activa, primero en los negocios de su padre y después en los de su esposo. Cabe destacar que en esta novela, los maoríes tienen un mayor peso en la historia, podemos conocerles un poco más y su interactuación con los pakea aumenta. En líneas generales, vamos a encontrar que todos los personajes de La estación de las flores en llamas están bien perfilados y dibujados dentro de las tramas, cumpliendo a la perfección el rol que les ha sido asignado.



La estación de las flores en llamas es una novela landscape que hará las delicias de todos aquellos que ya hayáis tenido la ocasión de estrenaros con las obras de Sarah Lark y seáis aficionados a ellas o lo seáis al propio género. Pero en caso de que no hayáis tenido la oportunidad de leer algo de este tipo, sin duda, este primer libro de La trilogía del fuego será un debut estupendo en el género.

Flor del árbol rata