UA-47860825-1 Los libros de Dánae: septiembre 2015 ranktrackr.net

Translate

domingo, 27 de septiembre de 2015

La luz que no puedes ver.- Anthony Doerr

Reseña La luz que no puedes ver.- Anthony Doerr

Editorial: Suma Editorial    
Año de edición: 2015
ISBN: 9788483659267 
Formato: E-Book

Sinopsis:

Premio Pulitzer de Ficción 2015. Un corazón puro puede brillar aun en la noche más oscura.Y en el más terrible de los tiempos. Marie-Laure vive con su padre en París, cerca del Museo de Historia Natural, donde él trabaja como responsable de sus mil cerraduras. Cuando, siendo muy niña, Marie-Laure se queda ciega, su padre le construye una perfecta miniatura de su barrio para que pueda memorizarla gracias al tacto y encontrar el camino a casa. A sus doce años, los nazis ocupan París y padre e hija tienen que huir a la ciudad amurallada de Saint-Malo. Con ellos se llevan la que podría ser la más preciada y peligrosa joya del museo. En una ciudad minera de Alemania, el joven huérfano Werner crece junto a su hermana pequeña, cautivado por una rudimentaria radio que ambos encuentran. Werner se convierte en un experto en construir y reparar estos aparatos cruciales para los nuevos tiempos, un talento que no pasa desapercibido a las Juventudes Hitlerianas.Siguiendo al ejército alemán, Werner deberá atravesar el corazón en guerra de Europa. Hasta que en la última noche antes de la liberación de Saint-Malo los caminos de Werner y Marie-Laure por fin se crucen. Y sus vidas cambien para siempre.

El autor:

Anthony Doerr (1973, Cleveland, Ohio) se crió en Novelty, Ohio, se especializó en historia en el Bowdoin College en Brunswick, Maine, donde se graduó en 1995, y obtuvo un MFA de la Universidad Bowling Green State. Muchas de las historias en Shell Collector ( 2002 ), se llevan a cabo en África y Nueva Zelanda , donde ha trabajado y vivido. Escribió otro libro de cuentos llamado Pared de la memoria ( 2010 ); el cuento " El río Nemunas " de este libro fue publicado por la aplicación móvil de Storyville . También escribe una columna en los libros de ciencia para el Boston Globe y es un colaborador de The Morning News. Doerr está casado y tiene dos hijos gemelos y vive en Boise , Idaho. (Biografía extraída de: http://www.compartelibros.com).

Mi reseña:


Hoy os traigo al blog la reseña de una novela que acabé hace unas semanas: La luz que no puedes ver de Anthony Doerr. Se trata de la obra galardonada con el Premio Pulitzer 2015, algo que yo no voy a entrar a valorar, ya os digo que se trata de un libro que, personalmente, me ha gustado, pero supongo que no reunirá el criterio unánime del público sobre el merecimiento del premio. 

Saint- Malo (Francia)
La luz que no puedes ver nos cuenta la historia de Marie- Laure y de Werner. Marie- Laure es una joven parisina que quedó ciega siendo apenas una niña; hija del cerrajero del Museo de Historia, su padre le construye una miniatura casi exacta de su barrio para que pueda reconocerlo con el tacto y así encontrar fácilmente el camino de retorno a casa cuando salga a la calle. Sin embargo, cuando los nazis invadan París, la niña de doce años y su padre huirán a la ciudad costera de Saint- Malo donde se refugiarán en casa de un familiar, llevándose con ellos algo muy valioso que podría convertirlos en objetivo de peligrosos y poderosos enemigos. Al mismo tiempo, en una ciudad minera alemana, un niño crece en un orfanato junto a su hermana pequeña; el pequeño Werner es un amante de las radios, le fascina como atraviesan las voces miles de kilómetros para comunicarse con otros seres humanos, y pronto desarrolla una habilidad increíble para arreglarlas, lo que hace que los ojos del régimen nazi, en imparable ascenso, se posen en él y le recluten. Será en Saint- Malo, en medio de una guerra cruenta que no se detiene ante nada ni ante nadie donde los caminos de Werner y Marie- Laure se cruzarán.



En esta novela Anthony Doerr nos intenta mostrar una perspectiva diferente de la Segunda Guerra Mundial. No va a entrar en la parte del Holocausto, que no está reflejada en ningún momento en el libro. En La luz que no puedes ver vamos a adentrarnos en la guerra desde la perspectiva de una niña que la vive en plena transición a la adolescencia y con una ceguera que le hace las cosas aún más difíciles, teniendo que abandonar su casa, su ciudad, al fin y al cabo todo lo que conoce (algo que, por desgracia, vemos que sigue pasando a día de hoy), y también desde la perspectiva de un niño que es reclutado por el régimen nazi debido a una habilidad en la que destaca, pero con el cual no comparte su ideología, un niño al que en ningún momento le preguntan si desea ir al frente, arriesgar su vida luchando por una causa no ya solo en la que no cree, sino que desconoce por completo, pero que descubrirá en toda su crudeza. Este libro pone de relieve que no siempre se puede marcar una línea divisoria absoluta que delimite donde están los malos y donde los buenos, aunque el ser humano tiende siempre a etiquetar, es más cómodo pensar que todos los que están en un bando son los buenos y todos los que caen en el otro son los malos, sin excepción; quizá porque de esta manera es más sencillo justificar las acciones de los vencedores sobre los vencidos, si no nos paramos a pensar que en la otra parte de la línea también hay buenos, los remordimientos pueden quedarse en la puerta, sin llegar a entrar.

Escrita con un estilo directo en la que Anthony Doerr utiliza una prosa sencilla a la par que cuidada, en esta novela encontramos la figura de un narrador objetivo con grandes rasgos de omnisciencia que utiliza la tercera persona, y gracias al cual vamos navegando a través de toda la historia conociendo toda la información objetiva y subjetiva que afecta a los personajes de la novela. En La luz que no puedes ver el autor proporciona unas descripciones correctas que no se extienden demasiado, pero que al tiempo permiten al lector imaginar los escenarios en los que se van desarrollando las acciones. Este libro se encuentra dividido en trece partes principales marcadas con una fecha, que a su vez se dividen en capítulos, y en estos encontramos saltos temporales entre ellos, ya que aunque la trama principal va siguiendo un hilo temporal lineal, en algunos capítulos retrocedemos unos años, ya que cuando los lectores conocemos a Marie- Laure y a Werner ambos se encuentran ya en medio de la guerra, pero Anthony Doerr, a través de la analepsis, nos permite volver atrás en el tiempo y saber qué ha ocurrido en la vida de ambos antes de que se encuentren en el pequeño pueblo de Saint- Malo. Quizá solo una de las tramas me ha parecido metida un poco con calzador y que, en general, no me ha aportado demasiado al conjunto de la lectura, y es la relacionada con el cazador de tesoros nazi, creo que el autor podría haber resuelto de otra manera la historia de la joya (no voy a contar más) sin necesidad de esta trama que, personalmente, no me ha aportado demasiado, más bien me ha cortado la línea de lectura.

http://www.maquetasederlan.com

En lo referente a los personajes, Anthony Doerr ha sabido plasmarlos, en general, bastante bien dentro de la novela, con unas personalidades definidas, y con algunos contrastes curiosos que me han parecido acertados. En cuanto a los personajes protagonistas, he de reconocer que he empatizado mucho más con el personaje de Werner que con el Marie- Laure, ¿y por qué?, pues bien, el personaje de Werner me ha parecido mucho más rico en matices, con una evolución mucho mayor, incluso con unos altibajos emocionales lógicos dentro de la situación de estrés y presión a la que está sometido, sin embargo Marie- Laure me ha parecido un personaje mucho más plano, que siendo niña me ha llegado pero que se va diluyendo conforme avanza la novela, llegando a ser un personaje que no tiene ni subidas ni bajadas, una adolescente que parece que pasaba por ahí sin que le afecte todo lo que la rodea. Pese a ocupar menos páginas en La luz que no puedes ver me ha parecido un personaje mucho más intenso el de Jutta, la hermana de Werner, que se muestra como una niña con una gran personalidad. Entrañables los personajes de Ettienne y Madame Manec, y también el de Frederick, el amigo de Werner que adora observar los pájaros.


La luz que no puedes ver es un buen libro que vale la pena leer, una buena novela que nos acerca a otra perspectiva de la guerra. ¿Todo el mundo estará de acuerdo en que es un libro merecedor del Pulitzer?, supongo que no, yo no voy a entrar a juzgarlo, básicamente porque yo no soy jurado del premio y no me creo con potestad para ello, y para gustos colores. Yo he disfrutado con su lectura y creo que vosotros también lo haréis, y que como toda lectura, siempre trae un poco más de luz a nuestras vidas. 



sábado, 19 de septiembre de 2015

El silencio del pantano.- Juanjo Braulio

Reseña El silencio del pantano.- Juanjo Braulio

Editorial: Ediciones B    
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-666-5767-9 
Formato: Papel

Sinopsis:

En esta deslumbrante novela negra, la poderosa voz de Juanjo Braulio nos sumerge en una historia de muerte, codicia y falta de escrúpulos, dejando al lector sin aliento y con la sensación de haber leído una obra maestra. La trama arranca con el hallazgo de un cadáver en un recodo del río Turia. El asesino parece recrear un antiguo ritual romano reservado a los reos culpables de parricidio. El crimen salpica a los poderosos de la sociedad valenciana, que pronto dejarán al descubierto el pantano silencioso, símbolo de la decadencia y la corrupción, sobre el que se alza la ciudad. La investigación se verá envuelta en este fango cada vez más escondido y peligroso, desvelando oscuros episodios de nuestro pasado. Lleno de referencias literarias, con ecos de Rafael Chirbes y guiños a Patricia Highsmith y Paul Auster, el adictivo debut literario de Juanjo Braulio lo tiene todo para convertirse en uno de los acontecimientos editoriales del año. 

El autor:

Enseñanzas Artísticas por la Sankt Eskils Skola de Eskilstuna (Suecia) y licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Politécnica de Valencia. Periodista y escritor, empezó su carrera en la delegación valenciana de Diario 16,  desde el que pasó a Las Provincias, donde fue redactor de Medio Ambiente, Municipal, Política y jefe de Opinión. Posteriormente fue jefe de Informativos de Ràdio Nou y colaborador del Suplemento Semanal (Grupo Vocento), la agencia Colpisa y el diario Abc. Un compendio de sus columnas de opinión fue publicado en forma de libro con el título La escalera de Jacob (2004). También es autor de En Ítaca hace frío (2014), un libro de viajes sobre Suecia. Después de años contando verdades que parecían mentira, con El silencio del pantano, su primera novela, decidió que era tiempo de contar mentiras para decir verdades. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


La reseña de hoy está dedicada a una novela que acaba de llegar a las estanterías de las librerías: El silencio del pantano de Juanjo Braulio, una novela negra de corte muy original en la que, aunque en un principio, me costó un poco acostumbrarme a los saltos que se van produciendo entre las historias que componen el libro, una vez superado esto, me metí de lleno en su lectura y ya no pude soltarla hasta el final. Ediciones B (desde aquí le doy las gracias a la editorial) me ofreció la oportunidad de leerla en su edición no venal, durante el mes de agosto, antes de su publicación, y me duró, si no recuerdo mal, tres o cuatro días.

Plaza del Ayuntamiento (Valencia)
El silencio del pantano comienza con el hallazgo de un cadáver en un recodo del río Turia a su paso por el pueblo valenciano de Gestalgar. El encargado de investigar este crimen es David Grau, Brigada de la Guardia Civil, quien deberá atrapar al asesino de un importante miembro de la vida política valenciana. David está convencido de que la forma en la que ha aparecido el cadáver, recordando un antiguo ritual romano contra los ajusticiados por parricidio, no es casual y a partir de ahí comenzará su investigación. Asesinatos, drogas, corrupción… Toda la podredumbre que emerge de los bajos fondos se une a la que emerge de las más altas esferas de la política y la sociedad de la ciudad levantina, formando un pantano que amenaza con salir a la superficie, arrasando todo lo que encuentre a su paso y sacando a la luz las partes más oscuras de una ciudad en la no todo es luminoso.

Barrio del Cabanyal (Valencia)
(Foto de Gonzalo Azumendi)
El silencio del pantano es una lectura que sorprende y al mismo tiempo, al principio, puede descolocar un poco al lector. Para empezar, cabe resaltar que se trata de una novela dentro de otra, aunque esto no es un recurso nuevo en la literatura; sin embargo, la forma en la que Juanjo Braulio lo maneja en este libro es algo arriesgada, ya que en ningún momento el autor nos avisa del momento en el que estamos leyendo sobre la “novela dentro de la novela” y en qué momento pasamos a leer sobre la novela en sí; y esto, al comienzo de la lectura la dificulta un poco. Sin embargo, una vez nos hemos acostumbrado a estos cambios, todo comienza a fluir y la novela te va atrapando sin remedio. Hablando sin tapujos y sin necesidad de leer demasiado entre líneas sobre la enorme corrupción que hemos venido sufriendo en la ciudad de Valencia en particular, y en la Comunidad Valenciana en general (pero que se puede extrapolar al resto de España), Juanjo Braulio va dando en El silencio del pantano auténticas “bofetadas sin mano”, realidades medio escondidas entre una ficción que en ocasiones no lo es tanto. El reflejo fiel de un barrio, como es El Cabanyal (barrio en el que nací, crecí y que siento como parte fundamental de mi vida) castigado por la posible especulación, un bien cultural que se ha apaleado sin piedad solo por el negocio que se pensaba hacer después, a costa de su muerte y la desesperación de sus vecinos.

Escrita con un estilo directo y fluido, Juanjo Braulio se apoya en una prosa ágil y coloquial para dotar a la novela de un ritmo rápido que favorece su lectura. En El silencio del pantano encontraremos la figura del narrador omnisciente, que en ocasiones actuará como tal, pero en otras esa omnisciencia parecerá ser la voz del propio protagonista, que se expresa en tercera persona, como en una especie de desdoblamiento de personalidad o visión exterior de sí mismo como si fuera un tercero; esta forma de enfocar el narrador me ha parecido muy original, y muy acorde al tipo de personalidad que muestra el personaje a lo largo de la novela. Las descripciones son realmente buenas, y el hecho de que la novela esté ambientada en mi ciudad y más aún, en mi barrio, me ha permitido pasear por cada una de sus aceras y ver sin dificultad cada uno de los escenarios por los que el autor nos va llevando de la mano, pero lo cierto es que esto es circunstancial, porque seas de donde seas no tendrás ningún problema para crear en tu cabeza las calles, los parajes y las construcciones por donde los protagonistas se van moviendo a lo largo de las páginas de El silencio del pantano. En cuanto a las tramas que componen la historia (de las que no desvelaré demasiado), tanto la “novela dentro de la novela” como la “novela real” mantienen un hilo temporal lineal casi en todo momento aunque encontramos algunos flashbacks, y se van desarrollando de forma paralela. Sí he de advertir que, así como en el caso de la trama protagonizada por David Grau su final me pareció bien traído, en el caso de la trama protagonizada por su “creador” (y para entender bien esto, tendréis que leer el libro, aunque ya os he dado la pista con lo de una novela dentro de otra) el final me pareció algo precipitado, resuelto en muy pocas páginas; en mi opinión, aquí Juanjo Braulio debería haber alargado un poco más el final para que sonara menos atropellado.



En lo referente a los personajes, creo que su construcción y desarrollo está bien llevado a lo largo de toda la novela. Se trata de personajes complejos, cargados de matices y que casi nunca son lo que parecen a simple vista; bien porque sus vidas no son un ejemplo a seguir o bien porque los condicionantes sociales les impiden el poder mostrarse tal y como son realmente ante el mundo, todos ellos ocultan su verdadera cara ante los demás, enseñando una máscara que esconde secretos, delitos y dobles vidas. En El secreto del pantano cruzarán sus caminos asesinos despiadados que, con motivos distintos, sienten el mismo desprecio por la vida humana, agentes poderosos que nunca tienen suficiente y no dudan en hacer negocios con delincuentes para mantener su tren de vida cuando la política ya no es suficiente, y unos y otros se sobrestiman, pensando que son más listos y sin tener en cuenta que los de enfrente pueden llegar a ser más peligrosos; agentes de la Guardia Civil que sienten que el uniforme en ocasiones les asfixia frente a miembros del cuerpo a los que les cuesta darse cuenta de que los tiempos cambian para todos.



Juanjo Braulio nos ofrece en El silencio del pantano una lectura distinta, con un planteamiento diferente al que hay que enfrentarse sin prejuicios, sabiendo que el libro que vamos a abrir está escrito de una forma diferente. Una novela cargada de denuncia entre sus tramas oscuras, en la que los delincuentes de los bajos fondos se codean con los políticos de las altas esferas, en la que las anguilas que se deslizan en las aguas pantanosas conviven y se entremezclan con las cañas, que se elevan orgullosas y huecas.

(Foto vía Perexilandia)

sábado, 12 de septiembre de 2015

La sonata del silencio.- Paloma Sánchez- Garnica

Reseña La sonata del silencio.- Paloma Sánchez- Garnica

Editorial: Planeta    
Año de edición: 2014
ISBN: 9788408129059
Formato: Ebook

Sinopsis:

Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo. La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el triunfo y el fracaso solo están separados por un tabique.

La autora:

Paloma Sánchez-Garnica (Madrid, 1962), es licenciada en Derecho e Historia. Autora de El gran arcano (2006) y La brisa de Oriente (2009), su novela El alma de las piedras (2010) tuvo un gran éxito entre los lectores y se publicaron cinco ediciones. Las tres heridas (2012) supuso su consagración entre la crítica y los lectores como una escritora de gran personalidad literaria. En 2014 publica la que hasta ahora es su última novela, La sonata del silencio, que en la actualidad se encuentra en proceso de adaptación a una serie de televisión. (Biografía extraída de: Planeta de Libros).

Mi reseña: 


Para la entrada de hoy os traigo una novela que leí hace unas semanas y que me gustó muchísimo: La sonata del silencio de Paloma Sánchez- Garnica. Aunque lo cierto es que tratándose de una novela de esta autora, no me ha resultado una sorpresa disfrutar tanto de su lectura, pues El alma de las piedras (cuya reseña podéis leer aquí), pero sobre todo Las Tres Heridas (cuya reseña podéis leer aquí), me encantaron.

La sonata del silencio nos cuenta la historia de Marta Ribas y de su hija Elena; Marta es una mujer todavía joven acostumbrada a una vida acomodada y rodeada de cultura a la que la Guerra Civil y una lealtad mal entendida de su esposo hacia un amigo de su infancia le han arrebatado todo lo que tenía. Incapaz de mantener a flote a su familia cuando Antonio enferme gravemente, y decidida a no tener que recurrir a la caridad de unos amigos que sabe hablan sin piedad a sus espaldas, Marta decide tomar las riendas de su futuro le pese a quien le pese y buscar un empleo, aunque esto suponga alimentar todavía más las críticas de sus vecinos y humillar a su esposo. Lo que Marta ignora es que este empleo supondrá un giro radical de su existencia y de la de su propia hija.

Hotel Palace- Madrid

En La sonata del silencio Paloma Sánchez- Garnica nos sumerge en una historia sobre la superación, sobre la necesidad de una mujer de salir del entorno gris y lúgubre que la rodea, pero al mismo tiempo muestra los miedos que en muchas ocasiones le impiden actuar, atreverse a dar el paso definitivo. Marta es una mujer que ha recibido una educación exquisita, pero en el fondo no ha dejado de ser educada para quedarse en casa, cuidar del marido y de sus hijos. A través de los ojos de Marta, pero también a través de otros personajes, seremos testigos de esa doble moral que tan presente estaba en esa España de posguerra, pacata y temerosa de Dios por una parte, que se daba golpes de pecho en misa diaria, pero que por otra parte no dudaba en hacer la vida imposible al vecino de al lado porque el entretenimiento nacional era mirar a través del visillo, practicando el “haz lo que digo pero no lo que hago”, pues lo más importante era el “parecer”, el “ser” quedaba en segundo plano. En la que los hombres tenían los derechos adquiridos por nacimiento, mientras que las mujeres venían con los deberes aprendidos desde la cuna, y cuidadito con rechistar que eso es “porque no nos tenían bien educadas”.

Foto de Bernardo Pérez
Escrita con un estilo directo y fluido, Paloma Sánchez- Garnica utiliza en La sonata del silencio una prosa sencilla a la par que cuidada. Utilizando la figura de un narrador objetivo con grandes rasgos de omnisciencia, que se expresa en tercera persona, será a través de este narrador a través del cual iremos conociendo todos los acontecimientos que tienen lugar en la vida de los personajes. La trama principal de la novela se desarrolla en un hilo temporal lineal, pero a lo largo de su progreso iremos encontrando en diversas ocasiones que la autora recurre a la analepsis o flashback para hacernos conocedores a los lectores de acontecimientos pasados que cobran relevancia en su presente. Con unas descripciones muy logradas, que consiguen transportarnos a cada uno de los escenarios en los que se va desarrollando la acción, Paloma Sánchez- Garnica consigue que nos veamos dentro del pequeño piso en el que viven Antonio, Marta y Elena tras perderlo todo, o como Marta rememora sus tardes al piano cuando escucha el sonido del gramófono que se cuela por su ventana. Las tramas que componen La sonata del silencio se van desarrollando de forma paralela en el tiempo, como la vida misma, pues eso es lo que Paloma Sánchez- Garnica nos cuenta en su novela, la existencia de personas normales que sobreviven en circunstancias excepcionales, y lo hacen lo mejor que pueden, o saben; y en este sentido, la autora ha sabido encajarlas todas a la perfección, sin forzar nada, pero también sin andarse por las ramas ni con falsos romanticismos.

Foto extraída de Pixabay

En cuanto a los personajes, aquí no se trata de buenos y malos, se trata de personas y como tal, los hay que gustarán más y los que gustarán menos, como siempre. El personaje de Antonio, por ejemplo, para mí ha sido de los que más me ha costado digerir de todo el libro, y no es, ni de lejos, una mala persona, pero antepone el qué dirán y las formas ante los extraños a su propia familia, un comportamiento que, personalmente, me ha sacado de quicio toda la novela. Incluso la propia Marta, a veces, ha conseguido sacarme de mis casillas por su falta de empuje, aunque por otra parte también he podido comprender los motivos que le impiden llevar a cabo sus deseos, los condicionantes sociales propios y ajenos que hacen que ella misma coarte su libertad. En general, todos los personajes que conforman La sonata del silencio están cargados de matices, llenos de humanidad con la multitud de defectos y virtudes que eso conlleva; nadie es absolutamente bueno o malo, solo es alguien en quien la amargura, los resentimientos o la envidia pesan más que otros sentimientos siendo él mismo el principal perjudicado. Un personaje que me sorprendió para bien, llegando a causarme ternura fue el de Basilio, aunque no voy a desvelar más, tendréis que descubrir vosotros el porqué.




En general, La sonata del silencio de Paloma Sánchez- Garnica es una novela que recomiendo leer, tanto a los lectores que aman el género histórico como a los lectores que no son aficionados a este género en particular, porque no nos hallamos ante una novela histórica sino más bien ante un libro que nos habla de vivencias dentro de un contexto histórico; una novela que habla de personas, como tú o como yo, cuyo mundo saltó un día por los aires y tuvieron que luchar por reconstruirlo desde los cimientos. 


viernes, 4 de septiembre de 2015

Zero.- Morgan Dark

Reseña Zero.- Morgan Dark

Editorial: Rubiños, 1860    
Año de edición: 2015
ISBN: 9788480411523
Formato: Ebook Kindle

Sinopsis:

Un enigmático ladrón 
Un misterio escondido durante años 
Y un internado elitista en el que nadie es quien dice ser 
Kyle Bradford es el estudiante más envidiado de Drayton College pero todo cambia cuando una peligrosa sombra empieza a acecharle desde la oscuridad. A partir de entonces su vida se desmorona. Convertido injustamente en el principal sospechoso de los robos que están aterrorizando a la alta sociedad, tendrá que demostrar su inocencia y para ello deberá encontrar al verdadero culpable: Zero, un delincuente infalible cuya identidad se oculta bajo una máscara de plata. Lo que Kyle ignora es que su enemigo guarda un secreto por el que está dispuesto a sacrificarlo todo. Un thriller vertiginoso y arrollador que no podrás dejar de leer. (Sinopsis extraída de Amazon).

La autora:

Morgan Dark es una de las escritoras más originales de la literatura juvenil. Rodeada siempre de suspense, nadie conoce hasta el momento su verdadera identidad. Empezó a escribir Zero después de que un encapuchado entrara en su apartamento de Nueva York a robar. Aquella noche perdió, entre otras cosas, su anillo preferido pero a cambio consiguió un contrato editorial para publicar su nueva novela. Después de que Zero se convirtiera en uno de los libros juveniles más esperados del 2015 su anillo apareció de nuevo en su casa... dentro de un sobre negro sin remitente. (Biografía extraída de Amazon).

Mi reseña:


La entrada de hoy es un tanto particular, pues está dedicada a una novela juvenil, una lectura a la que yo, en la actualidad no le dedico demasiadas horas. Se trata de Zero de Morgan Dark, una novela que me ha entretenido y que para mi sorpresa, me enganchó. He de agradecer a la Editorial Rubiños 1860 el envío de un ejemplar digital del libro.

Zero es un personaje enigmático, un ladrón de guante blanco que tiene en jaque a la policía de Los Ángeles hasta que un inspector parece cercarlo tras un robo en la Ópera de esa ciudad. El camino de este escurridizo personaje se cruza, de forma inexplicable con el del joven Kyle Bradford, un estudiante que comienza el nuevo curso en Drayton, un colegio de élite para hijos de familias ricas. En pocos días, la apacible vida de Kyle se verá alterada por la presencia de una sombra que le acecha; además, comienzan a cometerse robos en el colegio que llevan la firma de Zero, y de los cuales Kyle será injustamente acusado por un policía que se instala en Drayton para llevar a cabo una investigación sobre el famoso ladrón y que nadie sabe qué relación guarda con este famoso colegio. A partir de este momento, Kyle tendrá que luchar contra lo que le acecha desde la oscuridad así como esforzarse en demostrar su inocencia y que él y Zero no son la misma persona.



He de reconocer que esta novela me ha supuesto una sorpresa; al tratarse de una lectura juvenil, a la que yo hace tiempo que no le dedico demasiadas horas, partía con la premisa de que se me iba a quedar muy corta, que no iba a despertar del todo mi interés; sin embargo, me descubrí cada vez más interesada en saber qué iba a pasar en las páginas siguientes, en qué nuevo lío se iba a ver metido Kyle. Si bien es verdad que es una lectura ligera y que en ningún momento se pierde de vista que el público hacia el que está orientada es el juvenil, resulta entretenida e interesante. En Zero, además de la aventura y la intriga, Morgan Dark plasma la importancia de la amistad desde la infancia así como la lealtad.

Foto by Tim Saxon
Utilizando un estilo directo junto a una prosa sencilla y fresca, Morgan Dark ha conseguido con Zero una novela que el público juvenil puede disfrutar ya que en todo momento mantiene vivo el interés gracias a un ritmo rápido y ágil. La figura narrativa utilizada por la autora en casi toda la novela es la del narrador protagonista, siendo Kyle el personaje que va contando sus propias aventuras, aunque en algunos capítulos encontraremos un narrador objetivo con trazas de omnisciencia. La trama principal de la novela, que ocupa prácticamente la totalidad de la historia de Zero transcurre en un hilo temporal lineal, pero en algunos momentos Morgan Dark recurre a la analepsis o flashbacks para darnos a conocer detalles importantes que influyen en los sucesos de la trama y que tuvieron lugar en el pasado. Algo que me ha llamado la atención es el uso de expresiones muy comunes en español, muy coloquiales, en esta novela; desconozco si está escrita originariamente en castellano pues en la biografía de la autora se dice que esta es estadounidense de padres españoles, pero lo cierto es que la sensación que he tenido durante toda la lectura es que la obra está escrita, en origen, en español, ya que normalmente las obras traducidas se notan.



Máscara carnaval de Venecia vía Web Vifotumi
En cuanto a los personajes, bien perfilados y dibujados dentro de una novela juvenil, algunos de ellos nos deparan sorpresas que iremos descubriendo a lo largo de la lectura. En este aspecto, sí que he echado de menos un poco más de disparidad, pues solo hay dos bandos, los buenos y los malos y eso hace que los personajes pierdan matices en su personalidad, todo es o blanco o negro, y la escala de grises que hay en medio se pierde. Además, al final de la novela se observa un poco de precipitación y en algunos momentos los pasajes que protagoniza Kyle son demasiado irreales y están metidos con calzador, lo que resta un poco de intensidad a la trama que protagoniza el personaje principal. Me parece importante resaltar el hecho de que Morgan Dark ponga en relieve dentro de la historia de Zero la importancia de valores como la amistad, la integridad y la lealtad, pues a través de la lectura también es de vital importancia que se transmitan este tipo de cosas, ya que los jóvenes se sienten reflejados con los personajes de los libros que leen, son en muchos casos sus referentes, al igual que lo son las estrellas musicales o del cine, y es una gran oportunidad para los padres y también para el sistema educativo contar con el apoyo de libros que pueden entretener a jóvenes y niños al mismo tiempo que les transmiten unos valores que después van a aplicar en su día a día.




En resumen, Zero de Morgan Dark me parece una buena novela juvenil, que entretiene y que puede resultar una lectura más que adictiva para un público joven necesitado de lecturas ágiles, que les hagan interesarse por la lectura y aprender a amar los libros. Es fundamental que los niños amen la lectura, y para eso necesitan libros que les gusten y les enganchen; una vez la amen, ya les enseñaremos a los clásicos, para ellos siempre llega el momento.