UA-47860825-1 Los libros de Dánae: El silencio del pantano.- Juanjo Braulio ranktrackr.net

Translate

sábado, 19 de septiembre de 2015

El silencio del pantano.- Juanjo Braulio

Reseña El silencio del pantano.- Juanjo Braulio

Editorial: Ediciones B    
Año de edición: 2015
ISBN: 978-84-666-5767-9 
Formato: Papel

Sinopsis:

En esta deslumbrante novela negra, la poderosa voz de Juanjo Braulio nos sumerge en una historia de muerte, codicia y falta de escrúpulos, dejando al lector sin aliento y con la sensación de haber leído una obra maestra. La trama arranca con el hallazgo de un cadáver en un recodo del río Turia. El asesino parece recrear un antiguo ritual romano reservado a los reos culpables de parricidio. El crimen salpica a los poderosos de la sociedad valenciana, que pronto dejarán al descubierto el pantano silencioso, símbolo de la decadencia y la corrupción, sobre el que se alza la ciudad. La investigación se verá envuelta en este fango cada vez más escondido y peligroso, desvelando oscuros episodios de nuestro pasado. Lleno de referencias literarias, con ecos de Rafael Chirbes y guiños a Patricia Highsmith y Paul Auster, el adictivo debut literario de Juanjo Braulio lo tiene todo para convertirse en uno de los acontecimientos editoriales del año. 

El autor:

Enseñanzas Artísticas por la Sankt Eskils Skola de Eskilstuna (Suecia) y licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Politécnica de Valencia. Periodista y escritor, empezó su carrera en la delegación valenciana de Diario 16,  desde el que pasó a Las Provincias, donde fue redactor de Medio Ambiente, Municipal, Política y jefe de Opinión. Posteriormente fue jefe de Informativos de Ràdio Nou y colaborador del Suplemento Semanal (Grupo Vocento), la agencia Colpisa y el diario Abc. Un compendio de sus columnas de opinión fue publicado en forma de libro con el título La escalera de Jacob (2004). También es autor de En Ítaca hace frío (2014), un libro de viajes sobre Suecia. Después de años contando verdades que parecían mentira, con El silencio del pantano, su primera novela, decidió que era tiempo de contar mentiras para decir verdades. (Biografía extraída de: Ediciones B).

Mi reseña:


La reseña de hoy está dedicada a una novela que acaba de llegar a las estanterías de las librerías: El silencio del pantano de Juanjo Braulio, una novela negra de corte muy original en la que, aunque en un principio, me costó un poco acostumbrarme a los saltos que se van produciendo entre las historias que componen el libro, una vez superado esto, me metí de lleno en su lectura y ya no pude soltarla hasta el final. Ediciones B (desde aquí le doy las gracias a la editorial) me ofreció la oportunidad de leerla en su edición no venal, durante el mes de agosto, antes de su publicación, y me duró, si no recuerdo mal, tres o cuatro días.

Plaza del Ayuntamiento (Valencia)
El silencio del pantano comienza con el hallazgo de un cadáver en un recodo del río Turia a su paso por el pueblo valenciano de Gestalgar. El encargado de investigar este crimen es David Grau, Brigada de la Guardia Civil, quien deberá atrapar al asesino de un importante miembro de la vida política valenciana. David está convencido de que la forma en la que ha aparecido el cadáver, recordando un antiguo ritual romano contra los ajusticiados por parricidio, no es casual y a partir de ahí comenzará su investigación. Asesinatos, drogas, corrupción… Toda la podredumbre que emerge de los bajos fondos se une a la que emerge de las más altas esferas de la política y la sociedad de la ciudad levantina, formando un pantano que amenaza con salir a la superficie, arrasando todo lo que encuentre a su paso y sacando a la luz las partes más oscuras de una ciudad en la no todo es luminoso.

Barrio del Cabanyal (Valencia)
(Foto de Gonzalo Azumendi)
El silencio del pantano es una lectura que sorprende y al mismo tiempo, al principio, puede descolocar un poco al lector. Para empezar, cabe resaltar que se trata de una novela dentro de otra, aunque esto no es un recurso nuevo en la literatura; sin embargo, la forma en la que Juanjo Braulio lo maneja en este libro es algo arriesgada, ya que en ningún momento el autor nos avisa del momento en el que estamos leyendo sobre la “novela dentro de la novela” y en qué momento pasamos a leer sobre la novela en sí; y esto, al comienzo de la lectura la dificulta un poco. Sin embargo, una vez nos hemos acostumbrado a estos cambios, todo comienza a fluir y la novela te va atrapando sin remedio. Hablando sin tapujos y sin necesidad de leer demasiado entre líneas sobre la enorme corrupción que hemos venido sufriendo en la ciudad de Valencia en particular, y en la Comunidad Valenciana en general (pero que se puede extrapolar al resto de España), Juanjo Braulio va dando en El silencio del pantano auténticas “bofetadas sin mano”, realidades medio escondidas entre una ficción que en ocasiones no lo es tanto. El reflejo fiel de un barrio, como es El Cabanyal (barrio en el que nací, crecí y que siento como parte fundamental de mi vida) castigado por la posible especulación, un bien cultural que se ha apaleado sin piedad solo por el negocio que se pensaba hacer después, a costa de su muerte y la desesperación de sus vecinos.

Escrita con un estilo directo y fluido, Juanjo Braulio se apoya en una prosa ágil y coloquial para dotar a la novela de un ritmo rápido que favorece su lectura. En El silencio del pantano encontraremos la figura del narrador omnisciente, que en ocasiones actuará como tal, pero en otras esa omnisciencia parecerá ser la voz del propio protagonista, que se expresa en tercera persona, como en una especie de desdoblamiento de personalidad o visión exterior de sí mismo como si fuera un tercero; esta forma de enfocar el narrador me ha parecido muy original, y muy acorde al tipo de personalidad que muestra el personaje a lo largo de la novela. Las descripciones son realmente buenas, y el hecho de que la novela esté ambientada en mi ciudad y más aún, en mi barrio, me ha permitido pasear por cada una de sus aceras y ver sin dificultad cada uno de los escenarios por los que el autor nos va llevando de la mano, pero lo cierto es que esto es circunstancial, porque seas de donde seas no tendrás ningún problema para crear en tu cabeza las calles, los parajes y las construcciones por donde los protagonistas se van moviendo a lo largo de las páginas de El silencio del pantano. En cuanto a las tramas que componen la historia (de las que no desvelaré demasiado), tanto la “novela dentro de la novela” como la “novela real” mantienen un hilo temporal lineal casi en todo momento aunque encontramos algunos flashbacks, y se van desarrollando de forma paralela. Sí he de advertir que, así como en el caso de la trama protagonizada por David Grau su final me pareció bien traído, en el caso de la trama protagonizada por su “creador” (y para entender bien esto, tendréis que leer el libro, aunque ya os he dado la pista con lo de una novela dentro de otra) el final me pareció algo precipitado, resuelto en muy pocas páginas; en mi opinión, aquí Juanjo Braulio debería haber alargado un poco más el final para que sonara menos atropellado.



En lo referente a los personajes, creo que su construcción y desarrollo está bien llevado a lo largo de toda la novela. Se trata de personajes complejos, cargados de matices y que casi nunca son lo que parecen a simple vista; bien porque sus vidas no son un ejemplo a seguir o bien porque los condicionantes sociales les impiden el poder mostrarse tal y como son realmente ante el mundo, todos ellos ocultan su verdadera cara ante los demás, enseñando una máscara que esconde secretos, delitos y dobles vidas. En El secreto del pantano cruzarán sus caminos asesinos despiadados que, con motivos distintos, sienten el mismo desprecio por la vida humana, agentes poderosos que nunca tienen suficiente y no dudan en hacer negocios con delincuentes para mantener su tren de vida cuando la política ya no es suficiente, y unos y otros se sobrestiman, pensando que son más listos y sin tener en cuenta que los de enfrente pueden llegar a ser más peligrosos; agentes de la Guardia Civil que sienten que el uniforme en ocasiones les asfixia frente a miembros del cuerpo a los que les cuesta darse cuenta de que los tiempos cambian para todos.



Juanjo Braulio nos ofrece en El silencio del pantano una lectura distinta, con un planteamiento diferente al que hay que enfrentarse sin prejuicios, sabiendo que el libro que vamos a abrir está escrito de una forma diferente. Una novela cargada de denuncia entre sus tramas oscuras, en la que los delincuentes de los bajos fondos se codean con los políticos de las altas esferas, en la que las anguilas que se deslizan en las aguas pantanosas conviven y se entremezclan con las cañas, que se elevan orgullosas y huecas.

(Foto vía Perexilandia)

2 comentarios:

  1. Novela negra y ambientada en Valencia ya serían motivos suficientes como para leerlo. Y si además recuerda en algo al gran Rafael Chirbes, sin duda merecerá la pena.
    Me la apunto en la lista de pendientes para una próxima lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que la disfrute y a ver si coincidimos en opinión.
      Un saludo!

      Eliminar