UA-47860825-1 Los libros de Dánae: La semilla del diablo.- Ira Levin ranktrackr.net

Translate

miércoles, 25 de junio de 2014

La semilla del diablo.- Ira Levin

Reseña La semilla del diablo.- Ira Levin

Sinopsis:

Rosemary Woodhouse y su marido, Guy, un actor que lucha por abrirse paso en su carrera, se mudan a un edificio de apartamentos neoyorquino signado por una fama ominosa y habitado por ancianos. Roman y Minnie Castavet, vecinos de la pareja, acuden a darles la bienvenida e intentan, por todos los medios, establecer relación con ellos. Rosemary se muestra renuente a frecuentarlos, no sólo porque los considera extraños sino también por los misteriosos ruidos procedentes de su apartamento. Guy, sin embargo, parece sentirse encantado con los Castavet. Poco después de que su marido haya conseguido un importante papel en Broadway, Rosemary queda embarazada y los Castavet empiezan a mostrarse especialmente interesados por su salud. Mientras se siente cada vez más enferma y aislada, Rosemary comienza a sospechar que los Castavet y sus amistades no son lo que parecen.

El autor:

Ira Levin (Nueva York, 27 de agosto de 1929 - Nueva York, 12 de noviembre de 2007) fue un escritor de suspense estadounidense. Hijo de un comerciante judío, se graduó en la Horace Mann School; en la universidad de Nueva York se licenció en Filosofía e Inglés, tras lo cual se enroló en el ejército a comienzos de los cincuenta. Comenzó su carrera de escritor con guiones para la televisión, tras haber sido en la misma script boy. Su primera obra de teatro adaptaba una novela de Mac Hyman, No times for Sergeant, de la que posteriormente se hizo una versión cinematográfica en 1958. La primera de las siete novelas principalmente de misterio que llegó a publicar fue A Kiss Before Dying (Bésame antes de morir), por la que obtuvo el premio Edgar Allan Poe, concedido por la Asociación de Escritores de Misterio de América, a la mejor primera novela publicada; enseguida fue adaptada en el cine, en 1954, con Robert Wagner y Joanne Woodward, y posteriormente, en 1991, interpretada por Matt Dillon y Max von Sydow. Volvió al teatro para escribir su obra más conocida en este campo, Deathtrap (Trampa mortal), éxito en Broadway por el que ganó un nuevo premio Edgar. Su novela más popular es, sin duda, Rosemary's Baby (El bebé de Rose Mary), también titulada en España La semilla del diablo; fue adaptada al cine por Roman Polanski e interpretada por John Cassavetes y Mia Farrow; esta versión se considera un clásico del cine de terror. También fue llevada al cine su novela The Boys from Brazil (Los niños del Brasil), por Franklin J. Schaffner y protagonizada por Gregory Peck y Laurence Olivier. Igualmente fueron llevadas al cine su fantasía satírica The Stepford Wives, con el título Las mujeres perfectas, en 1975 (de la que se rodó otra versión en 2004 con Nicole Kidman), y Acosada, en 1991, protagonizada por Sharon Stone. En Un día perfecto cultiva la novela de ficción científica. (Biografía extraída de: http://es.wikipedia.org).

Mi reseña:

Hoy os traigo al blog la reseña de una de las novelas que resulta otro clásico del género del terror moderno por excelencia: La semilla del diablo, de Ira Levin. Un libro de no muy larga extensión (alrededor de las 300 páginas) pero que consigue crear un ambiente tan asfixiante que en cuanto entras en sus páginas, sentirás todos y cada uno de los miedos de Rosemary. 

Edificio Dakota (Nueva York), donde se rodó la película
y famoso también por su negra leyenda
En La semilla del diablo, la pareja formada por Rosemary y Guy Woodhouse está buscando una nueva casa; él es un actor de teatro que está intentando abrirse paso en Broadway y ella es ama de casa; y de repente se encuentran con un apartamento que cumple todas sus expectativas, aunque su ubicación no sea la más adecuada, pues está en el Casa Bramford, un edificio que arrastra una negra leyenda debido a algunos antiguos residentes. Sin embargo, pese a las iniciales reticencias de Rosemary, la insistencia de Guy terminará por hacer que se muden al apartamento. Enseguida conocerán a sus vecinos de al lado, el matrimonio Castavet, quienes son todo amabilidad. Pero, pese a que Guy caerá subyugado enseguida ante sus nuevos vecinos, Rosemary no podrá evitar sentirse intimidada por ellos, por sus actitudes y por su permanente presencia en sus vidas. Además, comenzarán a ocurrir una serie de extraños sucesos, que pondrán más alerta a Rosermary, sobre todo cuando esta conozca que está embarazada y vea que la carrera de su marido comienza a ascender de forma meteórica, misteriosamente asociada al control que los Castavet comienzan a cobrar sobre sus vidas, sin que ella pueda hacer nada por evitarlo. 



La semilla del diablo es uno de esos libros en los que, sin encontrarnos con apenas escenas escabrosas durante toda la lectura, el autor, Ira Levin, supo crear con gran maestría el ambiente de opresión y angustia a la que la protagonista, Rosemary se encuentra sometida durante toda la novela. Y consigue que esa sensanción llegue al lector, se angustie y llegue a querer "salir" de ese edificio maldito donde nadie tiene buenas intenciones. Muchas veces, a los que somos aficionados al género del terror también nos gusta que nos sumerjan en obras donde predomina la tensión o el terror psicológico y este es el contrapunto de este libro respecto, por ejemplo, a "El Exorcista" (que también tenéis reseñado aquí) que resulta una obra mucho más "visual". En La semilla del diablo, el autor nos hace saber que el mal está ahí pero no nos dice como se manifiesta, nos dice a través de qué personajes, sabemos quienes son sus mensajeros, pero ¿cómo se manifestará el mal supremo?. Es una novela diferente, pero no por ello deja al lector menos intranquilo, al contrario, hace que te remuevas en el asiento y que de vez en cuanto mires por encima del hombro. 

Sin que el autor llegue a desarrollar un estilo narrativo excesivamente bueno o una gran prosa, lo que sí logra y con creces es crear esa atmósfera opresiva que es la que hace que la novela se convierta en lo que es dentro del género del terror. Es este un libro donde lo que tiene importancia de verdad son las situaciones, las escenas (más allá de los personajes) y las descripciones de las mismas. Ira Levin pone mucho cuidado en las descripciones de las situaciones, de todo lo que acontece y donde acontece, puesto que la opresión ha de llegar al lector desde los escenarios, como es el apartamento o el edificio, tal y como le llega a Rosemary, tal y como ella la siente. En líneas generales, es un libro bien escrito pero sobre todo con un halo de tensión y angustia recreado a la perfección. El único "pero" que le puedo poner es que, en ocasiones, le falta un poco de ritmo a la lectura, que se vuelve algo lenta, pero enseguida vuelve a retomarlo, lo que hace que el interés del lector no llegue a decaer. 

En cuanto a los personajes, aquí si que me resulta más difícil valorar positivamente el libro. El personaje de Rosemary es, en ocasiones, demasiado plano y le falta arrojo. En mi opinión, el autor debería haberla dotado de ese coraje que saca al final de la novela mucho antes y habría conseguido un personaje realmente bueno. El personaje de Guy no es que sea malo en sí, pero si que es cierto que se gana el odio del lector a pulso. En cuanto a los Castavet, pueden resultar personajes algo predecibles, pero por otra parte, consiguen estar en tantos sitios a la vez que resulta imposible que no lleguen a ponerte los pelos de punta. Después, el autor irá haciendo desfilar otros personajes secundarios a lo largo de la novela, y algunos de ellos serán protagonistas de historias que pondrán los pelos de punta. Sin embargo, y como decía al principio del párrafo, es cierto que esta novela donde cogea más es en cuanto a los personajes, que sin estar mal desarrollados, no llegan a ser tan inquietantes como lo puede resultar la trama. Si el autor hubiera conseguido dotar a los personajes de ese halo de inquietud, el libro hubiera ganado muchísima más intensidad, sobre todo, en cuanto al personaje de Rosemary, que a mí se me queda un poco corto excepto al final. 



La semilla del diablo es una novela que, si eres aficionado al género del terror no te debes perder, y que luego, te recomiendo que pongas la guinda con la genial adaptación cinematográfica que realizó Roman Polansky y que protagonizó Mia Farrow. Una lectura inquietante, que te hará mirar por encima del hombro cuando estés leyendo, y sobre todo, que hará que no mires igual a tus vecinos cuando te cruces con ellos. 



A continuación os dejo el trailer de la película de Polansky de 1968: La semilla del diablo- Trailer


17 comentarios:

  1. Tengo la novela en mi biblioteca en versión RBA pero no me decido a leerla. No soy mucho del género de terror aunque esta no me termina de convencer. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi es que me encanta el terror!!. Esta novela es bastante diferente a lo que normalmente pensamos que suele ser una novela de terror pero aún así mantiene muy bien la atmósfera. Eso si, si eres aficionado al género la disfrutarás más, si no te gusta demasiado puede resultar un poco lenta.
      Saludos!

      Eliminar
  2. Reconozco que he visto la película (que me pareció muy buena. Inquietante, como dices), pero no he leído el libro. Después de tu reseña, me han entrado ganas. A mí también me encanta el terror.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres aficionada al género, seguro que te gusta, aunque es una forma de terror diferente... Ya me contarás!!!

      Eliminar
  3. Bueno!
    ya me has vuelto a tocar la fibra!!!!
    Tú debes leerme la mente. Me encanta el género terror, soy un apasionado de King y de su hijo Joe Hill (No por ser hijo de quien es, sino por lo bien que escribe). No sé si has leido el traje del muerto, pero si no, deberías sacar un rato para él.
    El libro lo tengo y lo he leido. Me gustó mucho.

    Sabías que uno de los figurantes en la película intentó hacer un pacto con el diablo porque era un actor fracasado y entonces le llamaron como extra para la peli? Es lo que cuentan. Una anecdota, nada más. Pero ese actor, no se si antes o después de hacer la película, se afincó en españa.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, yo también soy una apasionada de King pero ese libro no lo he leído, me lo apunto!!. Si que había oído lo del actor secundario, de hecho encontraron el piso en Madrid en el que vivía con su familia y la verdad es que daba miedito (la mujer pintaba y creo que el hijo era fotógrafo, y parece que toda la familia estaba un poco pillada) jajajaja (también aficionada a Cuarto Milenio y Milenio 3, jajajajaja)
      Besos!!!

      Eliminar
  4. No soy mucho de género de terror, pero tiene que estar bien puede que me anime, gracias por la reseña.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Leí el libro hace muchiiiiisimo. Pero la verdad que la película la recuerdo más (además de haberla visto varias veces), es de esas películas que se "comen" al libro y que recuerdas más que la lectura.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el libro es algo raro dentro del género de terror y Polansky supo sacar esa importancia que Ira Levin le dió en la novela a las descripciones para trasladarlo a la pantalla y por lo tanto conseguir que todo entre más "por los ojos"
      Besos!!!

      Eliminar
  6. El terror, en general, me encanta. Lo más cerca que he estado de esta historia es en las diferentes adaptaciones que se han ido haciendo al cine, aunque no he visto la película que muestras. Me lo apunto sin dudarlo. Espero que las partes lentas no lo sean tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eres una apasionada del género del terror (como yo, jejejeje), te gustará. Eso si, tienes que tener claro que es un libro diferente dentro del género. Y si puedes ver la película, no te la pierdas, es genial!!!
      Saludos!!

      Eliminar
  7. Ví la peli pero no he leído el libro. No me llamaba la atención esta novela aunque después de leer tu reseña he cambiado de opinión positivamente. Opresión y angustia, con esas dos palabras y justamente así describí el ambiente de la novela que iba hoy en mi blog. Ay, no sé qué hacer, ya me estás liando.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajajaja, nos vamos liando y esto es un no parar. El libro es inquietante, como la película, terror psicológico y tensión
      Besos!!

      Eliminar
  8. Sin duda es una obra maestra e Ira Levin demuestra su habilidad como escritor al concebir el horror sin caer en el camino fácil del susto inmediato y lo explícito. La presición como construye el rompecabezas y deja pistas que llevan directo al final revelador es admirable. La novela ha perdido sorpresa y potencia por la fama que debe cargar a sus espaldas, en especial con la película. Pero si se hace un esfuerzo y se dejan esos asuntos de lado, se vuelve un libro muy disfrutable, tal y como pudo haber sido cuando recién fue publicado. A mí me parece superior a "El exorcista".
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mauro!, sí que es cierto que quizá la enorme fama de la película no ha jugado en esta ocasión a favor de obra de la novela, pues ya no sorprende lo que cuenta y esa falta de recurso al "susto fácil" puede hacer que algunos lectores se decepcionen; pero creo que tiene los recursos suficientes para resultar un libro muy bueno que vale la pena leer porque la atmósfera está increíblemente lograda. Yo no puedo decir que sea superior a El Exorcista (que es un libro que me encanta) porque aunque sean ambos de terror, son diferentes.
      Saludos!!!

      Eliminar